Actualizado 13/05/2013 19:46 CET

Perú.- Fujimori se niega a someterse a nuevas pruebas psicológicas para que se apruebe su indulto

LIMA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) se ha negado a someterse a nuevas pruebas psicológicas para completar el informe que los miembros de la Comisión de Gracias Presidenciales deben entregar al presidente, Ollanta Humala, sobre la conveniencia de aprobar un indulto para el exmandatario, que cumple una pena de 25 años de cárcel por crímenes de lesa Humanidad.

Fujimori desveló en una nueva carta que la Comisión le ha propuesto someterse a nuevas pruebas para completar el informe que los funcionarios del organismo deben entregar al presidente peruano con el objetivo de que Humala decida si le concede el indulto.

El expresidente ha indicado en la misiva que "el informe de la junta médica no debiera dejar lugar a dudas" y ha indicado que el equipo médico que le ha explorado ha destacado en varias ocasiones que su "pronóstico es reservado".

"Por eso me llama la atención que el presidente y secretario de la comisión acompañados por un médico de apellido Cheng me visitarán al penal para proponerme una nueva evaluación psiquiátrica. No hay razón alguna para algo así. Todos coincidieron en el diagnóstico, depresión crónica recurrente, tres de nivel severo y dos de nivel moderado", ha apostillado.

Fujimori ha criticado las supuestas intenciones de la Comisión de conseguir una opinión desfavorable a su indulto. "Si la comisión quiere entregar un informe desfavorable tendría que forzar a contradecir la opinión unánime de 12 médicos: pronóstico reservado", ha manifestado.

LA SALUD DE FUJIMORI

El pasado 10 de octubre, los cuatro hijo de Fujimori --Keiko, Kenji, Sachi e Hiro-- presentaron ante el Ministerio de Justicia una solicitud de indulto humanitario, adjuntando la historia clínica de su padre para acreditar la gravedad de su estado de salud.

En los últimos años, el ex jefe de Estado se ha sometido a un total de cinco intervenciones quirúrgicas para combatir el cáncer de lengua que padece, la última de ellas fue el pasado 21 de agosto, aunque apenas un mes después tuvo que ser hospitalizado por problemas de cicatrización.

Sobre Fujimori, de 74 años, pesan varias condenas. La más importante es la de 25 años de cárcel dictada en abril de 2009 por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta y por el secuestro de un empresario y un periodista. Los hechos ocurrieron en la década de 1990, cuando su Gobierno emprendió una lucha contra Sendero Luminoso.