Actualizado 08/02/2013 03:58 CET

Fujimori recibe por primera vez la visita de la Comisión de Gracias Presidenciales

LIMA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) ha recibido por primera vez la visita de la Comisión de Gracias Presidenciales, en el marco de la tramitación de su indulto humanitario, según han informado fuentes del Ministerio de Justicia al diario 'El Comercio'.

Al parecer, la reunión tuvo lugar el pasado miércoles en la celda que el ex dirigente ocupa en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional (Diroes), en Lima, sin la presencia de su abogado y de su médico.

Las fuentes han apuntado que se trata de una "diligencia reservada" que no guarda relación con la polémica por la formación de la Junta Médica que debe evaluar la salud de Fujimori para determinar si procede el indulto humanitario.

No obstante, la visita podría deberse a la petición que el abogado del ex dirigente, César Nakazaki, formuló el pasado 30 de enero para reunirse con la Comisión de Gracias Presidenciales con el fin de impedir que archive la petición de indulto humanitario.

Nakazaki explicó que su intención era aclarar a la Comisión de Gracias Presidenciales en qué consiste el indulto humanitario y en qué casos procede su concesión, ante la confusión que, a su parecer, han generado las declaraciones de algunos miembros del Gobierno.

"El primer ministro (Juan Jiménez) y el viceministro de Justicia (Daniel Figallo) consideran que se trata de una gracia presidencial, o sea, si el presidente (Ollanta Humala) quiere, la da, y si no quiere, no la da", criticó.

En contraposición, el también legislador de Fuerza Popular sostuvo que "el indulto humanitario es un mecanismo legal para que Perú cumpla su compromiso internacional de acabar con penas inhumanas y crueles". "Es, por tanto, una exigencia legal", subrayó.

Interrogado sobre esta cuestión, el médico de Fujimori, Alejandro Aguigana ha expresado su satisfacción por la visita de la Comisión de Gracias Presidenciales. "Saludamos este cambio saludable, porque deja de lado un posible archivo", ha dicho.

JUNTA MÉDICA

Además, Aguinaga ha aprovechado para insistir en la necesidad de que, al menos, el oncólogo y el psiquiatra del ex jefe de Estado formen parte de la Junta Médica. "Quiero reivindicarlo de nuevo", ha indicado.

El conflicto se debe a que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) quiere que los miembros de la Junta Médica sean especialistas ajenos a Fujimori, mientras que el ex dirigente insiste en que debe incluir a los doctores que le han tratado durante años.

En un último intento de acercamiento Nakazaki ha solicitado que solamente haya dos médicos de Fujimori: Juan Postigo, para dar su opinión sobre la hipertensión arterial y la leucoplasia que padece el ex presidente, y Hugo Lozada, para la depresión severa.

DILACIONES INTENCIONADAS

Por otro lado, Kenji Fujimori --hijo del ex presidente-- ha revelado que tiene la sensación de que "el indulto humanitario no va a proceder" debido a los retrasos que, en su opinión, están provocando las autoridades peruanas.

"A nosotros se nos agotan las esperanzas, así que le pido al presidente Humala que si ya tomó la decisión de que mi padre muera en prisión, que salga él y lo diga, que no envíe a terceros", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario 'Perú21'.

En respuesta, el primer ministro ha atribuido las dilaciones a Fujimori. "Ya se ha frustrado hasta en tres ocasiones la formación de la Junta Médica, no por una decisión nuestra o de la Comisión de Gracias Presidenciales, sino del propio interno", ha sostenido.

LA SALUD DE FUJIMORI

El pasado 10 de octubre, los cuatro hijo de Fujimori --Keiko, Kenji, Sachi e Hiro-- presentaron ante el Ministerio de Justicia una solicitud de indulto humanitario, adjuntando la historia clínica de su padre para acreditar la gravedad de su estado de salud.

En los últimos años, el ex jefe de Estado se ha sometido a un total de cinco intervenciones quirúrgicas para combatir el cáncer de lengua que padece, la última de ellas fue el pasado 21 de agosto, aunque apenas un mes después tuvo que ser hospitalizado por problemas de cicatrización.

Sobre Fujimori, de 74 años, pesan varias condenas. La más importante es la de 25 años de cárcel dictada en abril de 2009 por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta y por el secuestro de un empresario y un periodista. Los hechos ocurrieron en la década de 1990, cuando su Gobierno emprendió una lucha contra Sendero Luminoso.