Actualizado 06/03/2006 18:54 CET

Perú.- El Gobierno envía una comisión a investigar la explosión del sábado en el ducto de Camisea

La misión busca descartar la hipótesis del sabotaje apuntada por el primer ministro del país para explicar la quinta explosión del ducto

LIMA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) informó ayer de que una comisión integrada por funcionarios y personal especializado viajó al distrito de Echarati --provincia de La Convención, Cusco-- para conocer sobre el terreno los pormenores de la fuerte explosión ocurrida el pasado sábado a consecuencia de la ruptura del ducto de líquidos del gas de Camisea, que dejó tres heridos.

Así lo anunció el el ministro de Energía y Minas (MEM), Glodomiro Sánchez, precisando que el grupo de trabajo cumplirá su misión en coordinación con el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía (OSINERG) y está formado por la directora de Asuntos Ambientales Energéticos del MEM, Iris Cárdenas, y el director general de Hidrocarburos, Gustavo Navarro.

Los funcionarios reconocerán el terreno y los pormenores del incidente que provocó la explosión y un incendio de grandes proporciones. Además, la verificación tiene como propósito descartar la hipótesis del sabotaje apuntada ayer por el primer ministro del país, Pedro Pablo Kuczynski.

El ministro del MEN reiteró su preocupación por los diversos incidentes ocurridos en el ducto y se comprometió a iniciar una inmediata investigación, así como a adoptar las medidas más adecuadas que se estime pertinentes.

Finalmente, llamó a la población de Kepashiato a mantener la serenidad y colaborar en el proceso de mitigación de los impactos producidos por las explosiones en la zona, así como de colaboración para la búsqueda de soluciones integrales a la problemática.

PARALIZAR ACTIVIDADES

La quinta ruptura del ducto de líquidos de gas se produjo en el lugar denominado Abra de Kepashiato, aproximadamente en el kilómetro 126, en el distrito de Echarati, en la Región Cusco. Un informe reciente de la empresa E-TEC denunciaba que la tubería transportadora del gas tiene deficiencias.

El citado informe pedía que se tomasen medidas al respecto, entre ellas la suspensión de las operaciones y la realización de una auditoría internacional. De hecho, el presidente de la Comisión de Energía y Minas del Congreso, Juan Valdivia, solicitó al Ejecutivo ordenar a la empresa Transportadora de Gas del Perú (TgP) la paralización inmediata de sus operaciones ante la nueva fractura del gasoducto.

"Hasta que se demuestre que todas las fallas técnicas de dicha obra han sido subsanadas, TgP no debería seguir operando con normalidad en suelo peruano, pues no es casualidad que estas situaciones se registren continuamente", puntualizó, según el diario local 'La Primera'.

En este sentido, Valdivia señaló que su grupo de trabajo pedirá que el ministro de Energía y Minas y los representantes de dicha empresa sean citados al grupo parlamentario.

La demanda de paralización de las operaciones encontró eco en el presidente regional del Cusco, Carlos Cuaresma, quien elevó al Estado la misma petición. Incluso, la líder de Unidad Nacional (UN), Lourdes Flores Nano, consideró que el nuevo accidente merece que el Gobierno aplique sanciones y, de ser necesario, "suspenda las operaciones".

AUDITORIA TECTNIA INTERNACIONAL

Por su parte, el líder aprista, Alan García, demandó efectuar una auditoría técnica internacional con el objeto de determinar los puntos sensibles del gasoducto. "No podemos esperar que una explosión se registre en Villa El Salvador o frente al Hipódromo", declaró.

Con este parecer coincidió el especialista en temas energéticos, Aurelio Ochoa, quien, además de pedir la misma auditoría, opinó que el Estado debe declarar en emergencia todo el poliducto de Camisa, parte de la tubería que estalló ayer y donde se transportan líquidos.

Asimismo, Ochoa criticó las declaraciones de Kuczynski, quien dijo que la explosión en el conducto se pudo deber a un sabotaje. Al respecto, aseguró que tales palabras fueron políticas mas no técnicas y que el incidente no hace más que confirmar el informe.

Más duro aún fue el economista Pedro Franke, tras afirmar que "es obvio que algo anda mal" con el gasoducto, por lo que es necesario su revisión integral. Franke manifestó que lo dicho por Kuczynski es, cuando menos, inverosímil. "Qué hace el primer ministro respondiendo un informe técnico. La única explicación es que tiene interés económico de por medio. Defiende lo indefendible", enfatizó.