Publicado 13/11/2020 07:25CET

Perú.- El Gobierno de Perú justifica el uso de la fuerza en las protestas y Vizcarra alerta de una "Policía agresiva"

Enfrentamientos entre la Policía de Perú y manifestantes durante las protestas por la decisión del Congreso de aprobar la destitución del ya expresidente Martín Vizcarra.
Enfrentamientos entre la Policía de Perú y manifestantes durante las protestas por la decisión del Congreso de aprobar la destitución del ya expresidente Martín Vizcarra. - MARIANA BAZO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior de Perú, Gastón Rodríguez, ha defendido este jueves el lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la Policía durante la última jornada de protestas por la moción de censura llevada a cabo por el Congreso contra el ya expresidente Martín Vizcarra, quien ha lamentado la "agresividad" con la que se han empleado los agentes.

Rodríguez ha justificado la labor de los agentes alegando que tras permanecer "soportando por más de treinta minutos" el lanzamiento de piedras y objetos pirotécnicos, tuvieron que actuar para impedir poner en riesgo su propia seguridad y la llegada de los manifestantes al Congreso.

"Algunas personas han pretendido desconocer este acuerdo y dirigirse al Congreso, por eso se produce esta reacción", ha dicho el recién nombrado ministro del Interior, tras la toma de posesión de Manuel Merino como nuevo presidente de Perú, después de la destitución de Vizcarra.

Por tercer día consecutivo, las principales ciudades de Perú han sido escenario de manifestaciones y protestas contra lo que consideran un golpe de Estado contra las instituciones, después de que el Congreso aprobará con 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, despojar de su cargo a Vizcarra, a quien se le presentó una moción de censura por las acusaciones de corrupción que pesan sobre él.

El ministro Rodríguez también ha tenido que salir a desmentir el uso de perdigones de goma durante las protestas, después de que algunos periodistas, entre ellos dos del medio América Televisión hayan denunciado haber sufrido heridas cometidas por estos proyectiles.

"El uso de perdigones está restringido, solo bombas lacrimógenas se han utilizado, repito, después de una carga innecesaria contra la Policía", ha contado durante un diálogo para la cadena peruana de televisión RPP.

Del mismo modo, también ha descartado la presencia de agentes de paisano en las protestas "para hacer capturas a manifestantes o de gente que pretenda subvertir el orden público", como parte de una "nueva estrategia" que Rodríguez, ha dicho, quiere implantar dentro de la Policía Nacional.

El presidente de Perú, Manuel Merino, ha criticado a los sectores políticos y de la sociedad civil que han llamado a participar en las manifestaciones, alegando que se trata de una "irresponsabilidad" teniendo en cuenta la situación de crisis sanitaria en la que se encuentra el país a causa de la pandemia.

Merino, que espera que las protestas vayan menguando a lo largo de los días, no ha descartado que se tomen las investigaciones oportunas "para conocer cuáles han sido las motivaciones reales" de las manifestaciones, según se sustrae de una entrevista de la que se ha hecho eco el diario 'Perú21'.

Más de medio centenar de colectivos políticos y sociales han respaldado esta última jornada de protestas, entre ellos la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), el grupo feminista 'Manuela Ramos', el movimiento antifujimorista 'No a Keiko', así como representantes políticos, como el presidente del Partido Morado, Julio Guzmán, la líder progresista de Nuevo Perú, Verónika Mendoza; e incluso el expresidente de Perú Ollanta Humala (2011-2016).

LA "POLICÍA AGRESIVA QUE NO QUEREMOS"

Por su parte, el expresidente Vizcarra ha defendido el derecho de los ciudadanos del país a manifestarse en contra de la decisión que le ha sacado de Casa Pizarro y ha lamentado la "Policía agresiva" que se ha visto en los últimos días en las protestas.

"Cuando yo era presidente a todos los ministros del Interior les he dicho que la protesta es un derecho del ciudadano y tenía que permitirse", ha dicho este jueves cuando acudió a la Fiscalía para prestar declaración por los delitos por los que está siendo investigado.

Sin embargo, apunta, "hemos visto ahora a una Policía agresiva contra jóvenes universitarios, contra damas y esa no es la Policía que nosotros queremos", ha dicho.

Hasta el momento, las autoridades han confirmado una treintena de detenidos desde que comenzaron las protestas, aunque no consta que en las últimas se hayan producido más arrestos.

'CLUB DE LA CONSTRUCCIÓN'

Vizcarra hizo frente con éxito a una primera moción de censura el pasado mes de septiembre tras ser acusado de un supuesto delito de tráfico de influencias dentro del conocido como caso 'Richard Swing', pero en esta ocasión no ha obtenido el respaldo del Congreso.

La propuesta de moción de censura, que en un principio no parecía que fuera a salir adelante, se produjo después de que tres aspirantes a colaborador del equipo especial Lava Jato, entre ellos un antiguo alto cargo de Obrainsa --vinculada con la brasileña Odebrecht--, afirmaran que Vizcarra habría recibido por parte de esta empresa unos 550.000 euros en sobornos a cambio de un proyecto de irrigación en 2013, y de una serie de contratos públicos para la construcción de un hospital.

Estos señalamientos se encuadran dentro de la investigación del llamado caso 'Club de la Construcción', un consorcio de empresas que desde 2001 habrían estado sobornando a funcionarios públicos para lograr contratos por todo el país.

Contador