Actualizado 06/02/2015 12:21 CET

El Gobierno peruano cita para el lunes a todos los partidos políticos

LIMA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno peruano ha convocado a todos los partidos políticos a un diálogo que tendrá lugar el próximo lunes en el palacio presidencial con el fin de elaborar "una agenda nacional" sobre cuestiones de Estado.

   "Por disposición del presidente (Ollanta Humala) estaremos convocando a todas las fuerzas políticas para el lunes 9 de febrero a las 10.00 (hora local) en el Palacio de Gobierno", ha anunciado la primera ministra, Ana Jara.

   Jara ha indicado que el punto de partida de este diálogo político será la "agenda matriz" que los partidos pactaron durante las rondas de conversaciones que tuvieron lugar durante el gabinete de Juan Jiménez (2012-2013).

   La jefa de Gobierno ha recordado que los temas principales serán la lucha contra la pobreza, la inseguridad ciudadana y la corrupción y el crecimiento económico. Sin embargo, ha apuntado que la agenda "podría abrirse en mérito al diálogo franco".

Relacionadas

   No obstante, la primera ministra se ha mostrado consciente de las reticencias de algunos partidos políticos a participar en este diálogo, pero ha confiado en "contar con todas las fuerzas vivas que quieran apostar por una agenda nacional".

'NO' DEL 'FUJIMORISMO'

   El diputado 'fujimorista' Héctor Becerril ya ha avanzado que no acudirán a la cita con Jara. "Creemos que no tiene las condiciones dadas, más aún cuando es una convocatoria ambigua", ha dicho en declaraciones a RPP.

   Becerril ha criticado que el Gobierno ha dado este paso justo después de que la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, haya solicitado formalmente una reunión con Humala para abordar la crisis del Ejecutivo.

   Fujimori, por su parte, ha considerado que debería ser Humala quien presidiera el diálogo y ha insistido en la necesidad de una remodelación de Gobierno. ""El gabinete se encuentra absolutamente deslegitimado, con una serie de cuestionamientos muy serios", ha recordado.

   En las últimas semanas se ha especulado con la existencia de un complot desde el propio Gobierno para desacreditar a algunos de sus miembros, entre ellos Jara. La prensa ha informado de que incluso se habría ordenado espiar a algunos ministros.