Perú.- HRW advierte de que si el indulto humanitario a Fujimori recibe un trato preferencial será "discriminatorio"

Actualizado 15/05/2013 4:46:00 CET

LIMA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El director de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco, ha advertido de que, si la solicitud de indulto humanitario formulada por el ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) recibe un trato preferencial, será "discriminatorio".

En una entrevista concedida este martes a Radio San Borja, el director de HRW para las Américas ha explicado si las autoridades peruanas dan un trato preferencial a Fujimori, será "discriminatorio" y, por tanto, "contrario a derecho".

Vivanco ha indicado que la tramitación de los indultos humanitarios debe ser la misma para todos los reos. "Que no sea para uno solo simplemente porque cuenta con adhesiones políticas, como un privilegio", ha apuntado.

El líder de la ONG estadounidense ha reiterado que la decisión del presidente peruano, Ollanta Humala, sobre la concesión del indulto humanitario a Fujimori debe basarse en consideraciones médicas, no de otra naturaleza.

Interrogado sobre su opinión personal acerca del indulto humanitario a Fujimori, ha aclarado que no está en contra, al tiempo que ha subrayado que, de concedérsele, deberá acreditarse el estado de salud del ex presidente.

LA SALUD DE FUJIMORI

El pasado 10 de octubre, los cuatro hijo de Fujimori --Keiko, Kenji, Sachi e Hiro-- presentaron ante el Ministerio de Justicia una solicitud de indulto humanitario, adjuntando la historia clínica de su padre para acreditar la gravedad de su estado de salud.

En los últimos años, el ex jefe de Estado se ha sometido a un total de cinco intervenciones quirúrgicas para combatir el cáncer de lengua que padece, la última de ellas fue el pasado 21 de agosto, aunque apenas un mes después tuvo que ser hospitalizado por problemas de cicatrización.

Sobre Fujimori, de 74 años, pesan varias condenas. La más importante es la de 25 años de cárcel dictada en abril de 2009 por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta y por el secuestro de un empresario y un periodista. Los hechos ocurrieron en la década de 1990, cuando su Gobierno emprendió una lucha contra Sendero Luminoso.