Publicado 07/01/2022 01:52CET

Perú.- Indígenas peruanos levantan el bloqueo sobre el Oleoducto Norperuano tras negociar con el Gobierno

Tramo del Oleoducto Norperuano, de Petroperú
Tramo del Oleoducto Norperuano, de Petroperú - PETROPERÚ

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La comunidad indígena de Kukama Kukamiria ha levantado este jueves el bloqueo impuesto desde hace una semana sobre el Oleoducto Norperuano, de la empresa Petroperú, tras negociar una serie de acuerdos con las autoridades nacionales y locales y representantes de la empresa.

"Tras dos días de intenso diálogo (...) se concretaron importantes acuerdos que permitirán atender las demandas de la población y levantar las medidas de fuerza en la Estación 1 de Petroperú", ha anunciado la Presidencia del Consejo de Ministros peruano en un comunicado.

Entre los acuerdos alcanzados, destaca que, a partir de este viernes, el Ministerio de Energía y Minas impulsará un proyecto para la mejora e integración del sistema eléctrico de las comunidades de Saramurillo.

"Además, se atenderá la demanda de la población respecto a la construcción de un local comunal, con el apoyo de las empresas Petroperú y Petrotal", ha añadido el organismo.

Por su parte, la comunidad indígena se ha comprometido a "levantar definitivamente la medida de fuerza" una vez garantizada la llegada de materiales para la construcción del mencionado espacio comunal.

En las conversaciones han estado presentes representantes de la comisión del Poder Ejecutivo, de la comunidad nativa de Saramurillo del pueblo indígena Kukama Kikamiria, funcionarios del Gobierno regional de Loreto, Municipalidad Distrital de Urarinas, y las empresas Petroperú y Petrotal.

Petroperú denunció el pasado sábado que el Oleoducto Norperuano había sufrido un "atentado" en su punto kilométrico 372, por el cual se había provocado una fuga de crudo. Tras comprobar los daños en la infraestructura, el ente procedió a cerrar las válvulas y movilizar a su personal para verificar, controlar y contener el hidrocarburo.

Una vez en el lugar de los hechos, los trabajadores comprobaron que se trataba de un "corte intencional de la tubería" y que la comunidad nativa cercana no les permitía llevar a cabo las labores de reparación.

"Si bien en las primeras horas Petroperú ha efectuado la contención preliminar del crudo, no ha podido instalar la grapa metálica en el lugar del corte para garantizar la contención definitiva de la fuga, debido a la negativa expresa de los pobladores de la zona", señaló Petroperú en un comunicado.

Contador