Actualizado 07/03/2006 18:24 CET

Perú.- Ollanta Humala dice que el gasoducto de Camisea "parece un queso suizo" y que el Gobierno debería paralizarlo

LIMA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El candidato presidencial de Unión por el Perú (UPP), Ollanta Humala, afirmó que el gasoducto de Camisea "parece un queso suizo", al comentar las constantes roturas y fugas que presenta la tubería, y criticó la posición del presidente del Consejo de ministros, Pedro Pablo Kuczynski, quien se mostró contrario a paralizar el proyecto pese a los continuos incidentes.

A su juicio, el presidente del Consejo tendría intereses en la empresa transportadora de gas. "Kuczynski ha trabajado en esa empresa que está administrando el gasoducto y debe tener su corazoncito", expreso Humala a su llegada a Lima proveniente de Ayacucho. Según informó hoy el portal de noticias 'Perú.com', Kuczynski fue socio de dos empresas estratégicas del consorcio de Camisea, Hunt Oil y Tenaris.

El candidato de Unión por el Perú aseguró que, de llegar a la Presidencia de Perú, revisará el contrato con la Transportadora de Gas del Perú (TgP). "A este tipo de empresas que no están pagando impuestos, que no están pagando regalías, hay que revisarle los contratos", sentenció.

No obstante, no quiso confirmar lo afirmado por su esposa, Nadine Heredia, quien señaló que, de llegar al Gobierno, su marido retiraría a los oficiales que firmaron el acta de sujeción al régimen de Alberto Fujimori. Al respecto, Humala sólo afirmó: "vamos a reivindicar a nuestras Fuerzas Armadas".

El sábado pasado dos indígenas resultaron heridos al producirse la quinta rotura del gaseoducto que la empresa Transportadora de Gas de Perú (TGP) tiene instalado en la reserva peruana de Camisea (centro).

Por su parte, la compañía responsable de la instalación afirmó que sólo se vertieron 750 metros cúbicos de gas líquido y que éstos fueron consumidos por el fuego. Sin embargo, desde la Dirección General de Salud del Departamento de Cuzco, al que pertenece la reserva, señalaron que el gas "se sigue fugando", lo que mantiene la zona "en alerta ante el riesgo de que se produzca un nuevo incendio".