Actualizado 09/01/2006 18:54:20 +00:00 CET

Perú.- Los partidos fujimoristas estudian una alternativa a la candidatura presidencial del ex presidente

LIMA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los partidos fujimoristas tratan de buscar una alternativa de última hora ante la previsible negativa del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de aceptar la candidatura presidencial del ex presidente peruano Alberto Fujimori por la inhabilitación que tiene para ocupar cargos públicos hasta 2011.

El diario 'El Comercio' señala que algunos rumores que circulan en los medios de prensa apuntan a que, antes de que a las 24:00 horas locales de hoy termine el plazo para inscribir candidaturas, los fujimoristas registrarán en el curso del día a la congresista Martha Chávez como postulante por la coalición Alianza Para el Futuro (AF).

Varios medios de prensa limeños informaron que la inscripción de Fujimori fue rechazada en una sesión del domingo y que eso será hecho público a partir de mañana. El presidente del organismo, Enrique Mendoza, confirmó que hay una decisión, aunque se abstuvo de informar en qué vía.

Sin embargo, la negativa se daba prácticamente por descontada de antemano, ya que Fujimori, actualmente detenido en Chile a la espera del proceso de extradición, fue incluido por el JNE en una lista de personas que no pueden postular.

ALTERNATIVA

Algunos dirigentes fujimoristas, como Luis Delgado Aparicio y Martha Moyano, mostraron ayer señas de la necesidad de aceptar la situación y presentar una alternativa, aunque se abstuvieron de confirmar si la elegida era Chávez.

Fujimori fue inscrito el pasado viernes como candidato del partido Sí Cumple, junto a la ex ministra de la Mujer Luisa Cuculiza y el ex alcalde del distrito limeño de Miraflores Germán Kruger como postulantes a las vicepresidencias. No obstante, los fujimoristas dejaron abierta la posibilidad de que AF, formada por los partidos Nueva Mayoría y Cambio 90, hiciera su propia inscripción.

Las últimas encuestan señalan que el ex presidente, solicitado por la justicia por delitos de lesa humanidad y corrupción, tendría una intención de voto de alrededor de 15 por ciento, mientras que ninguno de sus seguidores llegaba siquiera al cinco por ciento.