Perú inicia una ofensiva contra la minería ilegal en el Amazonas

Actualizado 20/02/2019 8:16:01 CET
WIKIPEDIA - Archivo

LIMA, 20 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Perú ha iniciado este martes una ofensiva contra la minería ilegal en una región del Amazonas que alberga una enorme biodiversidad, después de que la deforestación por la extracción de oro alcanzara un máximo histórico en 2018.

En un operativo denominado 'Mercurio 2019', alrededor de 1.500 policías y militares peruanos han tomado el control de varias localidades en la región amazónica de Madre de Dios, vecina de Brasil y donde operan mineros ilegales que talan bosques y contaminan la zona con mercurio tras sacar oro de los lechos de los ríos.

Para ello, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, ha suspendido por 60 días las libertades civiles en cuatro distritos de Madre de Dios, donde se ubica la reserva Tambopata al sureste del país, y ha encargado la seguridad y restablecimiento de la ley a las fuerzas de seguridad, según ha indicado el Gobierno en un comunicado.

La deforestación de la minería de oro alcanzó niveles récord el año pasado en el sureste de Perú con 9.280 hectáreas, comparado con las 9.160 de hectáreas de 2017, según un informe publicado en enero del Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina, que utiliza imágenes satélite para rastrear la deforestación.

La ofensiva podría afectar a la producción y el envío de oro desde Perú, el sexto mayor productor del mundo, ya que el mineral extraído ilegalmente a menudo se abre camino en la cadena de suministros legal a través de intermediarios. Iniciativas anteriores en Madre de Dios han generado contrabando de oro a la vecina Bolivia.

Los mineros ilegales a menudo reciben información de los planes del Gobierno para destruir sus campamentos, lo que les permite huir y reagruparse una vez que las fuerzas de seguridad abandonan la región. Los ambientalistas dicen que estos grupos están ahora mejor organizados y son más violentos que nunca.

Los altos precios del oro durante la crisis financiera mundial de 2008-2009 provocaron una fiebre del oro ilegal en Madre de Dios que ha seguido creciendo desde entonces.

"El objetivo es erradicar la minería ilegal y sus delitos conexos, como el tráfico ilícito de drogas, trata de personas, explotación sexual infantil, evasión de impuestos, entre otros", han recalcado los ministerios de Defensa y del Interior.

El Gobierno ha informado de que en una segunda etapa del operativo, que durará 180 días, se instalarán en la zona tres bases temporales del Ejército con 100 efectivos en cada uno, con el objetivo de fortalecer la presencia del Estado y erradicar la minería ilegal en la zona afectada y en espacios aledaños a Madre de Dios.

Para leer más