Perú.- Perú se sorprende por "la frescura" de Odebrecht al demandar al Estado por la cancelación de un contrato

Publicado 06/02/2020 1:54:23CET
Logo de Odebrecht.
Logo de Odebrecht. - TWITTER - Archivo

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Perú, Vicente Zeballos, ha mostrado este miércoles su sorpresa ante la denuncia de la empresa Odebrecht por la cancelación del proyecto Gasoducto Sur Peruano, asegurando que es "irónico" que la empresa brasileña "tenga la frescura" de haber demandado al Estado pese a "las evidencias de corrupción" durante el proceso de licitación.

Zeballos ha recordado que una de las tres empresas implicadas en el proyecto, la peruana Graña y Montero, ha reconocido que se cometieron "graves hechos de corrupción", por lo que no entiende que, "a pesar de estos hechos con evidencias manifiestas", Odebrecht "tenga la frescura de acudir a un arbitraje".

Las palabras de Zeballos se producen poco después de que Odebrecht demandara al Estado peruano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas e Inversiones (CIADI) del Banco Mundial por 1.200 millones de dólares, tras la cancelación en 2017 del contrato de concesión del Gasoducto Sur Peruano lo que ha supuesto para el gigante brasileño, según la denuncia, un "golpe muy fuerte".

El primer ministro peruano, no obstante, ha remarcado que el Estado peruano presentará "una defensa ilimitada de sus intereses", además de contar con "solidez internacional", por lo que ya se ha puesto en contacto con una consultora especializada, tal y como ha señalado el periódico local 'El Comercio'.

Zeballos se ha mostrado convencido de que esta demanda "no va a prosperar" y espera que no deje de ser una situación "meramente formal". Sin embargo, ha insistido en que "sea cual fuere el escenario", el Estado peruano asumirá "una defensa sólida, argumentada y comprometida con el país".

Por su parte, Odebrecht ha explicado que la demanda, con la que pide una indemnización de 1.200 millones de dólares, tiene el objetivo de sufragar sus compromisos con los acreedores y las aseguradoras que contrató para llevar a cabo la obra.

Odebrecht afirma que la demanda tiene por objetivo recibir dinero del Estado peruano para cumplir con los compromisos con acreedores y aseguradores a quienes acudió para la realización de la obra.

Después de Brasil, Perú es el país donde más fuerza ha cobrado el escándalo de Odebrecht. Los cuatro presidentes peruanos más recientes están bajo investigación en relación con supuestos sobornos pagados por Odebrecht. Uno de ellos, Álan García (2006-2011), optó por dispararse un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por su supuesta implicación en casos de corrupción con la empresa brasileña.

Contador