Los peruanos velan los restos del expresidente Alan García en la Casa del Pueblo, sede de su partido

Perú.- Los peruanos velan los restos del expresidente Alan García en la Casa del Pueblo, sede de su partido
REUTERS / GUADALUPE PARDO
Actualizado 18/04/2019 8:45:30 CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas han acudido a la Casa del Pueblo, sede del APRA, para velar los restos del expresidente peruano Alan García, que ha muerto este miércoles después de haberse propinado un disparo en la cabeza cuando las fuerzas de seguridad se disponían a detenerle en su domicilio en relación con el entramado de corrupción en torno a la constructora brasileña Odebrecht.

Los restos del exdirigente, que han sido trasladados desde el Hospital Casimiro Ulloa en el que falleció esta tarde tras ser sometido a una intervención quirúrgica, han llegado a la sede en una carroza fúnebre resguardada por un centenar de policías, según ha informado el diario local 'Correo'.

Militantes del partido se encontraban ya en el interior de la sede esperando la llegada de los restos para comenzar el velatorio, que ha provocado el cierre de la estación de Quilca.

Los congresistas apristas también han llegado a la Casa Del Pueblo para la vigilia. Entre ellos se encuentran Mauricio Mulder, Jorge Del Castillo, Javier Velásquez Quesquén y Luciana León; así como los exministros Hernán Garrido-Lecca, Mercedes Cabanillas y Luis Gonzales Posada. También han llegado Mark Vito, esposo de Keiko Fujimori, y las parlamentarias Karina Beteta, Cecilia Chacón.

La muerte de García ha conmocionado al país, que lo vio convertirse en uno de los presidentes más jóvenes del mundo cuando éste tenía 36 años. "¡El APRA nunca muere!", han gritado los seguidores de la formación del expresidente García a la llegada de los restos a la sede de la formación en Lima.

Fuentes del partido han indicado que se ha pedido que ningún representante del Gobierno del presidente, Martín Vizcarra, acuda a la vigilia.

LA MUERTE DE GARCÍA

Los acontecimientos se han desencadenado en las últimas horas por una orden de la Fiscalía emitida el martes por la noche en la que pedía diez días de prisión preliminar para García y otras nueve personas, incluidos algunos de sus antiguos colaboradores, por la construcción de dos tramos de la Línea 1 del metro de Lima.

A las 6.30 (hora local) de este miércoles, agentes de Fiscalía y Policía se han presentado en su casa de Lima para detenerlo. García les ha pedido unos minutos para llamar por teléfono a su abogado, se ha encerrado en una habitación y se ha disparado en el lateral derecho del cráneo.

Ha muerto en el Hospital Casimiro Ulloa de Lima después de someterse a una intervención quirúrgica durante la cual ha sufrido hasta tres paros cardiorrespiratorios.

Para leer más