Perú.-La Policía baraja que Sendero Luminoso haya asesinado a 3 personas en represalia por la muerte del camarada 'Clay'

Actualizado 08/03/2006 23:16:40 CET

LIMA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía peruana informó hoy del hallazgo de tres personas asesinadas en la localidad de Aucayacu, en la región de Huánuco, y baraja la posibilidad de que el crimen haya sido obra de los restos de la organización Sendero Luminoso (SL), como represalia por la muerte de uno de sus mandos militares, el 'camarada Clay', después de que aparecieran junto a una nota en la que , entre otras cosas, podía leerse 'Así mueren los soplones'.

El 'camarada Clay', cuyo nombre real era Héctor Aponte Sinarahua, fue abatido por la Policía el pasado domingo 19 de febrero, en un operativo en el que fallecieron otras dos personas, presuntamente también terroristas. El hecho ocurrió en el pequeño pueblo de Alto Pacae. La investigación trata de esclarecer si las tres personas habrían sido asesinadas en represalia por haber facilitado informaciones sobre el paradero de 'Clay', quien era responsable del Comité Regional del Alto Huallaga en SL.

Las tres personas fueron asesinadas el lunes y sus cadáveres arrojados al sector de la Balsa Cautiva de San Martín de Pucate. Los cuerpos estaban atados de pies y manos con cuerdas de nylon, mostraban signos de haber recibido golpes y varios impactos de bala, según fuentes policiales. Los fallecidos han sido identificados como Hilario Vásquez Díaz, Robert Reyna Cosme y Alberto Díaz, según recoge el diario local 'El Correo'.

La posibilidad de que Sendero Luminoso haya formado parte de la masacre tomó forma después de que los agentes encontraran junto a los cuerpos dos carteles con la hoz y el martillo, en los que Sendero se atribuye las muertes, y en los que se acusa a los fallecidos de haber sido "informantes de la Policía e integrantes del Servicio de Inteligencia".

Además, en dichos escritos podía leerse la inscripción: "Así mueren los soplones infiltrados, elementos de inteligencia del Gobierno, que venden sus conciencias por un miserable sueldo", entre otras cosas, según la versión policial. Según familiares de las víctimas, los fallecidos eran inocentes y se dedicaban al comercio al por menor.

En cambio, otras versiones contradicen a la de la Policía, como la del sociólogo y experto en Sendero Luminoso, Jaime Antezana, quien barajó la posibilidad de que los asesinados fuesen agentes policiales, ya que "Sendero no actúa de forma desesperada", sino que "ha iniciado estratégicamente" la venganza por la muerte de su mando militar. La Policía por su pate ha desmentido esta versión.

Por su parte, el ministro del Interior peruano, Rómulo Pizarro, pidió hoy que no se especule con el caso, ya que aún no es posible determinar si el asesinato de estas tres personas corresponde a los remanentes de Sendero Luminoso.

"No especulemos, tenemos que ser cuidadosos con las declaraciones. Lo importante es que estamos haciendo un trabajo para enfrentar al terrorismo", agregó.