Actualizado 07/12/2011 13:22 CET

Perú.- La Policía detiene durante varias horas a seis líderes de las protestas contra un proyecto minero en Cajamarca

LIMA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía peruana detuvo este martes durante más de diez horas a seis de las personas que están liderando las protestas contra un enorme proyecto minero de la empresa estadounidense Newmont Mining en el departamento de Cajamarca, en el norte del país.

El presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Wilfredo Saavedra, una de las personas que estuvieron retenidas en un edificio de la Dirección Contra el Terrorismo, anunció al salir en libertad que presentará una denuncia por abuso policial porque no había motivo alguno para que los arrestaran, según ha informado el diario 'La República'.

Las autoridades identificaron a los líderes detenidos y comprobaron si había algún mandato judicial en su contra por delitos de terrorismo. Saavedra formó parte del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, un grupo guerrillero de izquierdas, en los años 90 y estuvo preso diez años por haber participado en un atentado en 1989.

Policías y militares se hicieron con el control del departamento de Cajamarca el lunes pasado, horas después de que el presidente peruano, Ollanta Humala, decretara el estado de emergencia en la zona, para acabar con las protestas contra el proyecto de Newmont Mining. Las huelgas, que comenzaron hace dos semanas, han causado problemas de abastecimiento de alimentos y combustible.

La medida restringe la libertad de movimiento y autoriza a los militares a restablecer el orden público durante un periodo de 60 días. Ésta es la primera vez que Humala ordena el despliegue de uniformados para acabar con una protesta.

Las protestas contra la polémica construcción del proyecto Minas Conga para la extracción de oro y cobre, valorado en 4.800 millones de dólares (3.582 millones de euros), se radicalizaron la semana pasada con el bloqueo de vías y el cierre del aeropuerto local, a pesar de que Newmont había suspendido el plan a petición del Gobierno.

La población local rechaza el plan de Newmont Mining porque esta empresa y su socia, la peruana Buenaventura, pretenden trasvasar el agua de cuatro lagunas a tres depósitos para luego extraer oro. Dos de las lagunas serán utilizadas para depositar desechos o relaves, por lo que los manifestantes temen que el plan afecte las fuentes y filtraciones naturales de agua en la zona.

Para Perú, el segundo mayor productor mundial de cobre, plata y zinc y el sexto de oro, la minería es uno de los motores de su economía porque sus exportaciones representan el 60 por ciento de los envíos totales.