Publicado 02/05/2021 04:09CET

Perú.- Primer debate de cara a la segunda vuelta electoral en Perú confirma la distancia ideológica entre candidatos

El candidato presidencial peruano Pedro Castillo
El candidato presidencial peruano Pedro Castillo - ZUMA PRESS/CONTACTO PHOTO

MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos presidenciales de Perú Pedro Castillo, de Perú Libre, y Keiko Fujimori, Fuerza Popular, se han enfrentado este sábado cara a cara en el que ha sido el primer debate electoral de cara a la segunda vuelta del 6 de junio en la que se elegirá al próximo presidente del país, confirmando la distancia ideológica entre ambos.

En la plaza de armas de la ciudad de Chota, en la región de Cajamarca, ambos han abordado las propuestas de su programa, han lanzado una serie de promesas económicas y han hablado de su posible gestión de la pandemia entre reproches y críticas.

El debate, que se ha celebrado coincidiendo con el Día de los Trabajadores, ha comenzado con Castillo remarcando que ignora "desde cuándo y dónde trabaja" Fujimori, que ha llegado tarde al encuentro, algo que el candidato de Perú Libre se ha encargado también en subrayar.

En cuanto a la pandemia, Castillo ha señalado que no se trata solo de un asunto sanitario, sino que es un problema "social" fruto del actual modelo económico "neoliberal" que "ha determinado que la salud no es un derecho en la Constitución", recoge 'El Comercio'.

En este sentido, y para hacer frente a la crisis de la COVID-19, el candidato de izquierda ha señalado que, tras reunirse con el embajador ruso, Perú tendrá acceso a 20 millones de la Sputnik V en agosto.

Fujimori, por su parte, ha iniciado su intervención criticando las labores de los antiguos gobernadores de la región --uno de ellos el líder del partido de Castillo, Perú Libre-- y explicando que "estamos cansados de estos gobiernos que ofrecen de todo y luego no cumplen con su palabra".

En cuanto a la crisis sanitaria, la candidata de Fuerza Popular ha detallado su plan de pruebas diagnósticas, más plantas de oxígeno, más camas UCI y una aceleración de la estrategia de vacunación, para añadir que también ha conversado con el embajador ruso en Perú.

Los reproches y las pullas han caracterizado al bloque en el que han abordado la educación, donde Fujimori ha saludado a los maestros, pero "a los que enseñan", no "a los que están con licencia sindical y dejaron abandonados a los niños", en referencia a la huelga sindical de profesores que Castillo lideró en 2017 durante casi tres meses.

En respuesta a esta acusación, Castillo ha aprovechado para sacar a relucir el proceso judicial que afronta Fujimori por presunto lavado de dinero en el marco del caso 'Odebrecht', para resaltar que mientras él ha solicitado licencia de su trabajado, "otros para estar aquí han pedido permiso al Poder Judicial".

También en este bloque Castillo ha enfatizado la necesidad de profundizar en la educación el respeto a la familia, mientras que Fujimori ha hablado de eliminar el enfoque de género.

En el ámbito económico, Castillo ha prometido revisar los contratos con las empresas transnacionales para que el 70 por ciento de sus ganancias se queden en el país, reactivar el turismo de manera inmediata, concretar una segunda "reforma agraria" y sustituir las importaciones de productos locales, entre otras.

En cuanto a su oponente, ha prometido dos millones de trabajos, la compra de deuda a "emprendedores" y la revisión del impuesto selectivo al consumo de los combustibles, entre otros.

El último sondeo de cara a los comicios de junio señala que la distancia entre los dos candidatos se acorta, situando a Keiko Fujimori diez puntos por detrás del izquierdista Pedro Castillo, vencedor de la primera ronda celebrada el 11 de abril.

Castillo y Fujimori se sitúan en polos opuestos del espectro político, lo que ha convertido a esta campaña en una de las más polarizadas de la historia reciente de Perú. Las encuestas publicadas en estas últimas semanas dan ventaja al líder izquierdista, pero el sondeo publicado este viernes por 'Gestión' y 'Perú 21' aumenta la intención de voto para Fujimori.

El candidato de Perú Libre se mantiene por delante con un 44 por ciento, mientras que Fujimori figura con un 34 por ciento. Los votos blancos y nulos rondan el 11 por ciento, por lo que podrían convertirse de nuevo en protagonistas de la jornada electoral.

Está previsto que a lo largo del mes que queda para la celebración de los comicios se lleven a cabo otros cuatro debates organizados por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Contador