Publicado 24/11/2020 10:57CET

Perú.- Sagasti nombra a un nuevo jefe de la Policía en Perú con vistas a "modernizar" la institución

Despliegue policial durante las protestas en Lima
Despliegue policial durante las protestas en Lima - EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Francisco Sagasti, ha anunciado una renovación de la cúpula de la Policía Nacional y el inicio de un proceso de reforma para "modernizar" la institución, criticada tras la represión de las protestas desatadas por el cese del exmandatario Martín Vizcarra.

Sagasti, que asumió la Presidencia del país tras la dimisión de Manuel Merino, precisamente a raíz de las protestas por la destitución de Vizcarra, ha informado en un discurso a la nación del nombramiento de César Augusto Cervantes Cárcenas como nuevo comandante general de la Policía.

Sustituye así a Orlando Velasco Mujica, quien desde el 7 de agosto dirigía una institución que ahora está en el punto de mira. Con el objetivo de limpiar su imagen, Sagasti ha ordenado la creación de una comisión que, en el plazo de dos meses, deberá "recomendar acciones" para "modernizar y fortalecer" el cuerpo, de tal forma que se tengan en cuenta tanto cuestiones de seguridad como los "derechos ciudadanos".

El ministro del Interior, Rubén Vargas, ha adelantado en declaraciones a la emisora RPP que dentro de esta reforma ya se ha establecido que efectivos del conocido como Grupo Terna no participen en la contención de manifestaciones, después de que se pusiesen en duda las tácticas empleadas en las recientes protestas, entre ellas la infiltración de agentes.

En este sentido, Vargas ha apuntado que entre las "muchas cosas" que es necesario "corregir" en este periodo está que no se utilicen unidades "en situaciones que no están dentro del ámbito de sus funciones". El ministro ha planteado incluso que se "castigue" a quien ordenó la utilización del Grupo Terna en acciones que teóricamente no les competen.

"También se tiene que investigar y sancionar a quien haya ordenado la forma en como se ha reprimido a las manifestaciones públicas", ha añadido Vargas, que sin embargo ha dejado fuera de cualquier posible represalia al anterior mando de la Policía, ya que se encontraba "en una situación crítica" tras contagiarse de coronavirus y no se reincorporó en su puesto hasta el sábado.

El ministro ha puesto el foco en su 'número dos', Jorge Lam Almonte, y ha confirmado que tanto él como otros mandos "van a pasar a situación de retiro" mientras avanzan las investigaciones, algunas de las cuales ya están abiertas en el ámbito de la justicia penal.

Perú aspira a pasar página de la crisis política abierta en estas últimas semanas, desencadenada a raíz de la decisión del Congreso de apartar del cargo a Vizcarra, vinculado supuestamente a prácticas corruptas. Merino, entonces jefe del Congreso, asumió la jefatura de Estado, pero duró cinco días en el cargo, por lo que ahora es Sagasti quien debe dirigir el país hasta las elecciones de abril de 2021.