Perú.- Vargas Llosa, "alegre" por la victoria de García, le pide actuar "con más responsabilidad" que "la primera vez"

Actualizado 05/06/2006 19:07:01 CET

El escritor hispano-peruano presenta 'Travesuras de la niña mala', novela de amor con cambios políticos y sociales como trasfondo

SEVILLA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El escritor hispano-peruano Mario Vargas Llosa expresó hoy su "alegría" por la victoria en las elecciones presidenciales de su país del socialdemócrata Alan García, a quien deseó que "aproveche las lecciones del pasado, que actúe con más responsabilidad que la primera vez y que haga un Gobierno que contraste con los gobiernos demagógicos existentes en América Latina.

Vargas Llosa hizo esta declaraciones en Sevilla al presentar su última novela 'Travesuras de la niña mala', que dijo haber escrito "con más alegría y entusiasmo que anteriores". "Para mí escribir es un gran placer y una manera de vivir que no cambiaría por ninguna otra". "A pesar de ser mi gran pasión, no puedo disociarlo de otras cosas que me gustan, como la historia o la música", indicó.

'Travesuras de la niña mala' (Alfaguara), una novela de amor en donde el autor describe la relación tormentosa y enfermiza, durante cuatro décadas, de Ricardito y su 'niña mala', con el trasfondo de los tumultuosos cambios políticos y sociales que se vivieron en la segunda mitad del siglo XX en lugares como Lima, Londres, Japón o Madrid.

En rueda de prensa, Mario Vargas Llosa, que estuvo acompañado por el escritor Fernando Iwasaki y por el delegado de Cultura del Ayuntamiento hispalense, Juan Carlos Marset, además de por la editora de Alfaguara Rosa Junquera, subrayó que "es una novela de amor, pero no en el sentido del amor romántico, sino un sentimiento más moderno, libre y desprejuiciado, aunque no por ello menos intenso".

En esta línea, señaló que el hecho de que el libro siga el mismo itinerario vital que el autor experimentó entre 1950 y 1990 "es lo más autobiográfico que tiene la obra", y añadió que, "aunque he volcado imágenes de la memoria, la historia es en gran parte inventada".

Eso sí, el escritor peruano reconoció que "es imposible hablar del amor sin acudir a la experiencia", e indicó que el amor "es una experiencia apasionante pero al mismo tiempo puede llegar a ser extremadamente monótono y repetitivo para quien no lo vive".

Asimismo, el autor, que dijo haber estado trabajando en la obra durante dos años, aseguró que en una novela "los personajes nunca son totalmente de ficción, sino que ésta se va apoyando en la memoria".

"La memoria es la materia prima y la arcilla con la que se va mezclando la invención", puntualizó.

"Los personajes son sumamente borrosos y sólo toman una cierta carnalidad a medida que la historia va tomando forma", prosiguió Vargas Llosa, quien agregó que el personaje de Ricardo "es muy distinto a mí, pues es un ser resignado a su suerte, mientras que yo siempre he sido un rebelde y un insatisfecho". "No es un personaje que me seduzca mucho, pues ese abandonarse a su propia suerte me produce una cierta angustia", aseveró.