Perú/Venezuela.- Toledo pide a la OEA que se pronuncie por las "constantes intromisiones" de Chávez en las elecciones

Actualizado 30/05/2006 0:55:20 CET

Humala considera que es "irrelevante" lo que diga el líder venezolano y afirma que Estados Unidos "también está interfiriendo"

LIMA, 29 May. (EP/AP) -

El presidente de Perú, Alejandro Toledo, pidió hoy a la Organización de Estados Americanos (OEA) que se pronuncie y que "no se lave las manos" respecto a las "constantes intromisiones" del mandatario venezolano, Hugo Chávez, durante el proceso electoral del país.

Tras una reunión con el jefe de la misión de observadores del organismo internacional, el embajador canadiense Lloyd Axworthy, Toledo apuntó que ya no volverá a contestar "a los agravios e insultos que vienen de parte" de Chávez, según informa el diario peruano 'El Comercio'.

Por su parte, el candidato a la Presidencia por el partido Unión Por el Perú (UPP), Ollanta Humala, manifestó que es "irrelevante" lo que diga el líder venezolano sobre los comicios en su país, ya que el pueblo peruano conoce "las características" de Chávez

"Los nacionalistas no nos sujetamos a ningún interés foráneo", señaló Humala, al tiempo que declaró que "el proceso electoral es del pueblo peruano", por lo que pidió a todos los países que "no interfieran y, obviamente, eso incluye a Venezuela".

ESTADOS UNIDOS "TAMBIÉN INTERFIERE"

Asimismo, hizo el mismo llamamiento al Gobierno estadounidense, del que dijo que "de alguna manera también está interfiriendo en el proceso electoral a través de su Embajada" en Lima, y recordó que su rival el próximo 4 de junio, el candidato aprista Alan García, "es el candidato de Estados Unidos".

A este respecto, explicó que, en su caso, "no hay injerencia ni intervención de ningún otro país", asegurando que va a "defender el nacionalismo hasta las últimas consecuencias". Además, Humala llamó "sinvergüenza" a García por afirmar que, en caso de que el aspirante nacionalista gane las elecciones, investigará si Venezuela ha financiado su campaña.

"La primera señal que cualquier Gobierno debe dar es un mensaje anticorrupción y humildad en el país, y decir que el primer acto de su Ejecutivo será investigar la financiación nacionalista es para amenazar", concluyó.