Actualizado 10/07/2015 18:06 CET

Petrobras deberá enfrentar la demanda en EEUU por las acusaciones de soborno

Industria en Brasil, gasolina, Petrobrás
Foto: MARIO TAMA/GETTY

SAO PAULO, 10 Jul. (Reuters/Notimérica) -

   Un juez de Estados Unidos negó la petición de la petrolera Petrobras de rechazar a demanda que asegura que más de 98.000 millones de dólares en acciones y bonos de la estatal brasileña estaban sobrevalorados, tras años de corrupción dentro de la empresa.

   La decisión del juez de distrito Jed Rakoff, en Manhattan, se conoció este viernes, y allana la vía para que los inversores persigan gran parte de su demanda colectiva.

   El magistrado desestimó algunas acusaciones vinculadas a los bonos que Petrobras emitió en 2012 y algunas otras basadas en transacciones no realizadas en Estados Unidos, y señaló que algunas de las reclamaciones deberían resolverse en arbitrajes.

   Rakoff dijo que él explicaría el razonamiento legal de su resolución --fechado el jueves-- "en su debido momento".

PETROBRAS SEGUIRÁ "TRABAJANDO EN DEFENSA DE SUS DERECHOS"

   Por su parte, Petrobras hizo saber mediante un comunicado que seguiría "trabajando firmemente en defensa de sus derechos".

   Los demandantes, encabezados por el fondo de pensiones inglés Universities Superannuation Scheme Ltd, alegan que la estatal brasileña había inflado artificialmente el valor de sus valores al exagerar el valor de activos.

   Actualmente, los fiscales brasileños están desarrollando la mayor pesquisa sobre corrupción en la historia del país iberoamericano.

  Algunos de los ejecutivos más poderosos de Brasil han sido acusados de cobrar sobrecargos a Petrobras y de entregar sobornos a políticos, en especial a quienes estaban asociados con el Partido de los Trabajadores, al cual pertenece a la presidenta Dilma Rousseff.

   Petrobras, ante lo acontecido, buscaba que se desestimara la demanda. Los representantes de la petrolera defendían que la empresa misma era víctima y que no debía ser imputada por las acciones impropias de una minoría.

   Los abogados de los inversores respondieron que el "inaudito" alcance de la corrupción hacía que fuera imposible creer que los ejecutivos de Petrobras no estuvieran al tanto del tema.

   En respuesta a la decisión judicial, el representante de los demandantes, Jeremy Lieberman, del estudio Pomerantz, dijo que se sentía satisfecho con la resolución.

   "Queremos seguir litigando nuestra causa y trabajando para lograr una recuperación sustancial para los accionistas que fueron perjudicados, las verdaderas víctimas del fraude de los acusados", declaró Lieberman.