La petrolera estatal de Colombia activa un plan de contingencia ante los ataques contra uno de sus oleoductos

Actualizado 17/04/2019 8:20:30 CET
Planta de Ecopetrol en la ciudad colombiana de Cartagena
REUTERS - Archivo

BOGOTÁ, 17 Abr. (Retuerces/EP) -

La petrolera estatal de Colombia, Ecopetrol, ha activado un plan de contingencia para contener el derrame de petróleo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, en el noroeste del país, tras los ataques con explosivos registrados a lo largo del fin de semana.

El derrame de crudo ocasionado por las explosiones en la tubería ha contaminado el caño Cinco y los ríos Tibucito y Tibú, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, según han indicado las autoridades, que culpan al Ejército de Liberación Nacional (ELN) de los ataques.

"Con más de 120 personas, cinco puntos de control alternativos y uno permanente, Ecopetrol atiende la emergencia ambiental causada por los atentados contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas", ha señalado la petrolera en un comunicado en el que explica que las barreras buscan contener la mancha de crudo.

Las fuerzas de seguridad responsabilizaron de los ataques al ELN, el grupo rebelde activo más grande de Colombia con unos 2.200 combatientes.

Tras los ataques del fin de semana, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, ha acusado al ELN de haber violado una tregua unilateral declarada con motivo de Semana Santa.

El bombeo de crudo por la tubería de 773 kilómetros de longitud y con capacidad para transportar hasta 210.000 barriles diarios de crudo sufrió 89 atentados en 2018, según estadísticas de Ecopetrol, mientras que este año ha sido blanco de 15 ataques con explosivos.

Para leer más