Publicado 30/04/2020 12:26:44 +02:00CET

El PIB de la zona euro sufrió una contracción récord del 3,8% en el primer trimestre

AMP.- UE.- El PIB de la zona euro sufrió una contracción récord del 3,8% en el p
AMP.- UE.- El PIB de la zona euro sufrió una contracción récord del 3,8% en el p - GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - Archivo

España lideró la subida del paro en la UE en marzo, tras registrar un desplome del PIB del 5,2% en el primer trimestre

LUXEMBURGO, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro registró en el primer trimestre del año una caída del 3,8% respecto de los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,1%, lo que representa la mayor contracción trimestral de la actividad de la eurozona en toda la serie histórica como consecuencia de impacto de las medidas de contención implementadas a partir de marzo para frenar la pandemia de Covid-19, según el dato preliminar publicado por Eurostat.

El PIB de la zona euro no sufría una contracción trimestral desde el primer trimestre de 2013, cuando retrocedió un 0,4%. La caída en los tres primeros meses de 2020 ha superado ampliamente el retroceso del 3,2% del PIB de la eurozona en el primer trimestre de 2009, el peor momento de la Gran Recesión.

Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea (UE) la contracción del PIB en el primer trimestre alcanzó también un récord del 3,5%, después de la expansión del 0,2% registrada en el cuarto trimestre de 2019.

"Se trata de las caídas más pronunciadas desde que comenzó la serie en 1995", ha señalado la oficina estadística comunitaria, subrayando que "en marzo de 2020, el último mes del periodo cubierto, se empezaron a introducir de forma generalizada medidas de contención del Covid-19 en los países miembros".

En comparación con el primer trimestre de 2019, el PIB de la eurozona retrocedió un 3,3% y el de la UE un 2,7%, en ambos casos las mayores contracciones de la actividad desde el tercer trimestre de 2009, cuando el PIB de la zona euro cayó un 4,5% interanual y el de la UE un 4,4%.

Aunque Eurostat no ha ofrecido en esta primera estimación datos desagregados por países, algunas de las principales economías de la zona euro, como Francia y España, informaron este jueves de caídas históricas de sus respectivos PIB, con un desplome del 5,8% en el caso de Francia y del 5,2% en el de España, en ambos casos por encima del promedio de la zona euro.

LA INFLACIÓN SE DEBILITA A MÍNIMOS DE 2016 POR EL PETRÓLEO.

Por otra parte, la oficina estadística europea ha informado este jueves de que la tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en abril en el 0,4%, tres décimas por debajo de la registrada en el mes de marzo y su nivel más bajo desde septiembre de 2016, ante el impacto de la caída de los precios del petróleo y de las medidas de contención implementadas para frenar la propagación de la pandemia de Covid-19.

En concreto, los precios de la energía han registrado en abril un descenso del 9,6% tras caer un 4,5% en marzo, mientras que los alimentos frescos se han encarecido un 7,7%, frente al 3,6% del mes anterior. Por su parte, el precio de los servicios ha subido en abril un 1,2%, una décima menos que en marzo.

De este modo, sin tener en cuenta el impacto de los precios de la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en el 1,5%, dos décimas más que en marzo, mientras que al dejar fuera también la evolución de los precios de los alimentos frescos, se ha situado en el 1,1%, frente al 1,2% de marzo.

La tasa de inflación subyacente de la zona euro, que excluye la energía, los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, se ha situado en abril en el 0,9%, una décima por debajo del dato de marzo.

En el caso de España, la tasa de inflación armonizada se ha situado en abril en el -0,6% desde el 0,1% de marzo, ampliando así a un punto porcentual su diferencial de precios favorable respecto de la eurozona.

LA TASA DE PARO SUBE EN MARZO.

Asimismo, la tasa de paro de la zona euro se situó el pasado mes de marzo en el 7,4%, una décima por encima del nivel del mes anterior, su primera subida desde julio de 2019, mientras que en el conjunto de la UE subió también una décima, hasta el 6,6%, coincidiendo con la implementación de medidas de contención de la pandemia de Covid-19 entre los países de la región, según ha señalado Eurostat, que señala a España y Chipre como los dos países de la UE con mayor subida del desempleo en marzo.

La oficina de estadística comunitaria calcula que 14,41 millones de personas carecían de empleo en la UE en marzo de 2020, de los que 12,156 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone un incremento de 241.000 desempleados en la UE y de 197.000 en la zona euro con respecto al mes anterior.

En comparación con marzo de 2019, la cifra de desempleados en la UE aún se mantiene por debajo en 556.000 personas y la de la zona euro en 477.000 desempleados.

Entre los países de la UE, Grecia volvió a registrar la mayor tasa de desempleo, con un 16,4%, aunque los datos del país heleno solo cubren hasta el pasado mes de enero. España, por su parte, volvió a ser el segundo país de los Veintisiete con peores cifras de paro, con un 14,5%, frente al 13,6% de febrero. Por contra, República Checa, con un 2%; Países Bajos, con un 2,9%; y Polonia, con un 3%, registraron los menores niveles de desempleo en la UE.

Asimismo, entre los países de la UE cuyos datos estaban disponibles, España y Chipre registraron en marzo los mayores incrementos del desempleo, con un aumento de nueve décimas cada uno, por delante de Luxemburgo, con ocho décimas de subida. En el extremo opuesto, Italia fue el único país de los Veintisiete en el que se registró una caída de la tasa de paro, desde el 9,3% de febrero al 8,4% en marzo, algo que Eurostat atribuyó a que muchas personas "pasaron a ser inactivas al no poder seguir buscando empleo de manera activa".

Entre los menos de 25 años, la tasa de paro era del 15,2% en la UE y del 15,8% en la zona euro, por encima del 14,8% y del 15,4% registrado, respectivamente en febrero. En cifras absolutas, el número de jóvenes desempleados en la UE alcanzó en marzo los 2,76 millones, de los que 2,27 correspondían a la eurozona, lo que implica un aumento de 59.000 y 52.000 jóvenes en paro respectivamente en comparación con febrero.

En el caso de España, la tasa de paro juvenil se situó en el 33,1% desde el 31,7% de febrero, la más elevada de toda la UE, puesto que Grecia, con un 32,4% solo ofrece datos hasta enero, mientras que en Italia el desempleo entre los menores de 25 años descendió al 28% desde el 29,2% de febrero.