Piñera dice que "no reconocerá" al nuevo Gobierno de Maduro

El presidente de Chile, Sebastian Piñera, en la Asamblea General de la ONU
REUTERS / CARLO ALLEGRI
Actualizado 28/09/2018 14:05:12 CET

   MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha criticado este jueves al "régimen autoritario y no democrático" de Venezuela y ha subrayado que Santiago "no reconocerá la validez del nuevo Gobierno de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019.

   "Los venezolanos están viviendo una tragedia, huyendo de sus condiciones ínfimas y precarias de existencia", ha dicho, antes de destacar que "muchos venezolanos están muriendo, literalmente, por falta de alimentos y medicamentos, y el presidente Maduro niega esta situación y cierra las puertas a toda ayuda humanitaria".

   "Yo me pregunto: ¿cómo un presidente puede ser tan ambicioso e insensible como para infligir tanto dolor y sufrimiento a su propio pueblo con tal de aferrarse al poder?", ha manifestado, durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

   Así, Piñera ha recalcado que Chile "no reconocerá la validez" del nuevo Ejecutivo de Maduro, quien se impuso en las presidenciales celebradas el 20 de mayo, "pues la elección carece de toda legitimidad".

   "No cumplió con ninguno de los requisitos mínimos y necesarios para ser una elección libre, democrática y transparente, conforme a los estándares internacionales", ha manifestado Piñera, quien ha dicho que con su discurso ha llevado ante la Asamblea General "la voz del pueblo venezolano, al que Maduro ha dejado sin voz".

   Asimismo, ha criticado la situación en Nicaragua y ha recordado que "ya han muerto más de 400 personas bajo la violencia bajo el Gobierno del presidente (Daniel) Ortega".

   "La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que constató la existencia de asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, tortura y detenciones arbitrarias, fue expulsada de Nicaragua hace un mes", ha lamentado.

   El presidente chileno ha afirmado además que "en Cuba llevan más de 60 años sin libertades ni democracia ni respeto a los Derechos Humanos". "Se llevan a cabo detenciones arbitrarias y se ha censurado, al igual que en Nicaragua, el derecho a la libertad de expresión", ha argüido.

   En otro orden de cosas, ha destacado que "las migraciones masivas son hoy un gran desafío para toda la comunidad internacional" y ha afirmado que "el terrorismo, las guerras, el hambre y los regímenes totalitarios han generado el mayor desplazamiento transfronterizo de personas en la historia de la Humanidad".

   "Queremos recibir y acoger a los migrantes que ingresan a Chile regularmente y vienen a cumplir nuestras leyes, a integrarse en nuestra sociedad, a aportar al desarrollo de Chile y a iniciar una nueva y mejor vida", ha manifestado.

   "Pero, y con la misma convicción, queremos poner orden en nuestra casa y detener el ingreso a nuestro país a aquellos que no respetan nuestras leyes, ingresan en forma irregular, cometen delitos o tienen antecedentes penales graves en sus países de origen", ha explicado.

   Por último, ha hecho hincapié en su compromiso de "transformar a Chile en un país desarrollado, sin pobreza, con mayor justicia e igualdad de oportunidades antes de que termine la próxima década".

   Piñera ha destacado que el desarrollo debe ser "integral, inclusivo y sustentable", lo que "exige tomar medidas enérgicas para lograr una plena igualdad de derecho, dignidad y oportunidades entre hombres y mujeres y una tolerancia cero contra todo tipo de violencia o discriminación contra la mujer".

Contador