Piñera espera que la Iglesia Católica de Chile supere los "tiempos oscuros" tras los casos de abusos sexuales

Sebastián Piñera
REUTERS / JUAN CARLOS ULATE - Archivo
Publicado 18/09/2018 23:13:24CET

   SANTIAGO, 18 Sep. (Reuters/EP) -

   El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha afirmado este martes que espera que la Iglesia Católica supere los "tiempos oscuros" tras las crecientes denuncias de abusos sexuales cometidos por miembros del clero contra menores.

   Al finalizar un acto litúrgico en la catedral católica de Santiago, el mandatario ha sido enfático en remarcar que la Iglesia "sabe mejor que nadie que se equivocó" en los casos de abusos y encubrimiento por parte de la cúpula eclesiástica.

   "Espero que la Iglesia de nuestro país pueda no solamente enfrentar sino que también superar los tiempos oscuros que vivió cuando se cometieron tantos abusos sexuales contra nuestros niños y menores", ha manifestó.

   En el tedeum ecuménico, en que participaron miembros de otras religiones y representantes de todos los poderes del Estado, la Iglesia Católica ha hecho un leve mea culpa por los abusos cometidos.

   "Estamos pasando por tiempos recios (...) Nuestra Iglesia de Chile vive un tiempo de purificación quizás como nunca antes en su historia", ha señalado el monje benedictino Benito Rodríguez.

   "Hablar desde esta precariedad, sin pretender negarla o esconderla es también nuestro aporte (...) intentando acoger con humildad y con generosidad nuestros errores, sin pretender privilegios o algún trato especial", ha agregado.

   La tradicional misa, en el marco de la celebración de las fiestas patrias chilenas, no fue presidida por el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quien se ausentó del acto en un momento en el que hace frente a una investigación como imputado en un caso de encubrimiento de delitos sexuales.

   Las denuncias contra diversos miembros de la Iglesia Católica chilena llevaron este año al Papa Francisco a abrir una investigación que ha generado la salida de obispos y otros sacerdotes acusados de realizar o encubrir abusos contra menores.

   En una reciente asamblea de los obispos en Chile, el Episcopado reiteró su compromiso de colaborar con la justicia civil para que sean investigados decenas de casos en manos de la fiscalía.