Actualizado 10/12/2006 19:58:47 +00:00 CET

Pinochet.- El abogado Manuel Ollé lamenta que crímenes queden impunes y destaca el precedente de su detención en Londres

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Manuel Ollé, abogado de la acusación particular en representación de las Madres de la Plaza de Mayo en los juicios celebrados en la Audiencia Nacional española por los desaparecidos en Argentina y Chile en los setenta, lamentó la muerte del ex dictador Augusto Pinochet ya que finalmente sus crímenes "han quedado impunes".

"Debemos hacer una autocrítica y una reflexión tanto en Chile como en el resto de la comunidad internacional porque finalmente no se ha hecho efectiva justicia por los crímenes de lesa humanidad y las violaciones de Derechos Humanos cometidas durante la dictadura de Pinochet", afirmó el abogado en declaraciones a Europa Press.

Sin embargo, el también profesor de Derecho Penal y presidente de la Asociación Pro derechos Humanos de España destacó el "precedente revolucionario" que supuso para el Derecho Penal Internacional la detención en 1998 del ex dictador en Londres por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

"Su detención e intento de extradición sirvió de aliento para la comunidad internacional. Ese ejemplo y conquista alcanzado con el llamado Caso Pinochet debe ser un punto y seguido para cualquier otro dictador que sea responsable de violaciones de Derechos Humanos, ya que será más difícil que sus crímenes queden impunes", sentenció.