Pinochet.- Los abogados defensores de las víctimas de faltas a DDHH denuncian por sedición al nieto militar de Pinochet

Actualizado 13/12/2006 18:58:36 CET

La presidenta Bachelet dijo que dichos del oficial son "una falta gravísima".

SANTIAGO, 13 Dic. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) - Dos abogados defensores de víctimas de violaciones a los derechos humanos presentaron hoy ante los tribunales militares una acusación en contra del capitán Augusto Pinochet Molina, nieto del ex dictador homónimo, por sus dichos políticos durante los funerales del ex general golpista.

Hugo Gutiérrez y Roberto Ávila hicieron una denuncia ante la Fiscalía Militar en la que acusan al capitán Pinochet de haber cometido los delitos de "sedición impropia, incumplimiento de deberes militares y atacar un poder del Estado".

El capitán Pinochet, ingeniero politécnico de 33 años, habló durante los funerales de su abuelo, oportunidad en la que acusó a los jueces de perseguir al ex dictador para buscar figuración y no para buscar justicia, al tiempo que validó que el ex gobernante de facto haya "derrotado en plena Guerra Fría al modelo marxista que pretendía imponer su modelo totalitario".

Tras sus declaraciones, la ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, quien presenció el discurso ya que representaba al Gobierno en los funerales, presentó su queja al comandante en jefe del Ejército, general Óscar Izurieta, organismo que, horas más tarde, anunció sanciones para el nieto de Pinochet y aclaró que sus palabras no representaban el sentir del organismo armado.

Trascendió que la gravedad de lo ocurrido podría, incluso, implicar la baja del oficial y su salida del Ejército.

BACHELET

Este miércoles, la presidenta Michelle Bachelet calificó las palabras del capitán Pinochet Molina como "una falta gravísima" y dijo que, como Gobierno, "estamos seguros de que el Ejército sabrá hacer lo que corresponda".

Bachelet reconoció que el militar "se saltó la línea de mando y, sin autorización para hablar, irrumpió expresando opiniones políticas en contra de un poder del Estado y de sectores de la sociedad civil".

La mandataria agregó que no es La Moneda quien debe instruir al Ejército sobre las sanciones posibles, porque es una "institución tiene sus reglamentos para tomar la decisión que corresponda con el capitán".

EL PADRE

En tanto, el padre del oficial, Augusto Pinochet Hiriart, el primogénito del ex dictador, dijo que su hijo militar había pedido la baja del Ejército dos días antes de este discurso, es decir, el mismo día del fallecimiento del ex gobernante de facto. "No sé si todo el Ejército lo sabía, pero algunos oficiales sí lo sabían", aseguró.

"Mi hijo actuó como nieto y no como oficial en ese momento y saldrá con la frente en alto de la institución si se determina su baja", agregó.