Pinochet.- Bachelet deja entrever que pensó en el bien del país al no decretar los funerales de Estado para Pinochet

Actualizado 11/12/2006 22:11:33 CET

SANTIAGO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Aunque no hizo referencias explícitas al deceso del ex dictador Augusto Pinochet y tampoco a su decisión de no decretar funerales de Estado, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dejó entrever que esta decisión fue tomada pensando en el bien del país.

"En una sociedad, en un país, cuando no existen normas, leyes previstas para determinadas situaciones, los líderes, los gobernantes tenemos que tomar decisiones pensando en el país", afirmó la mandataria, según informa el diario local 'El Mercurio'.

Bachelet agregó que las manifestaciones ocurridas ayer --tanto de celebración como de pesar por la muerte del ex general-- no le agradan, aunque aseguró que confía en que la fortaleza de Chile está en el reencuentro.

"En las últimas horas hemos visto gestos de división que no nos gustan, pero sé que tenemos, como país y como sociedad, la fortaleza ética para lograr el reencuentro, ésa es la grandeza de un país, esa es la voluntad íntima de reencuentro sobre la base de una verdad histórica y los presidentes de Chile debemos pensar en todo, en nuestro pasado, en el futuro que queremos para nuestros hijos y para nuestros nietos", señaló.

Sin embargo, la presidenta chilena señaló que para el país fue "terrible" el momento en el que se perdió el diálogo, y tampoco dejó pasar una alusión a su historia personal durante el régimen militar, afirmando que "la historia se va construyendo y las verdades se van instalando". "No voy a eludir en este momento, que yo tengo un concepto muy formado acerca de un periodo doloroso, dramático y complejo que vivió nuestro país. Tengo memoria, creo en la verdad y aspiro a la justicia", subrayó.

Para la mandataria, pese a que "hay ciclos de la historia que se instalan con mucha fuerza en la retina de un pueblo, en la memoria colectiva" y "nada ni nadie puede desdeñar aquello", son "ciclos" que finalmente se superan.

En su opinión, lo que se aprendió en el pasado "debe ayudar para enfrentar mejor el presente y el futuro", por lo que señaló que "la reconciliación de Chile es el gran honor" al que pueden aspirar los chilenos que quieren "mayor justicia, mayor diálogo y un verdadero reencuentro" entre todos.