Pinochet.- Blanco acusa al Gobierno de Aznar de no poner nada de su parte para que el dictador fuera juzgado en España

Actualizado 11/12/2006 17:25:10 CET

Dice estar sorprendido porque quien reivindica la memoria de las víctimas de Pinochet se la niega a las de Franco

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, acusó hoy al Gobierno de José María Aznar de no hacer nada para que el ex dictador chileno Augusto Pinochet, fallecido ayer, fuera juzgado en España y consideró "sorprendente" que los populares se presenten ahora como defensores de la justicia y la libertad en Chile y reivindiquen la memoria histórica de las víctimas de la dictadura de Pinochet y se la nieguen a las de la dictadura franquista.

Blanco explicó que durante la reunión de la Ejecutiva del PSOE de esta mañana se habían hecho algunos comentarios sobre la muerte del ex dictador Augusto Pinochet.

Sobre esta cuestión, consideró "sorprendente" que "quienes, cuando estaban en el Gobierno no pusieron nada de su parte para que el dictador fuera juzgado en España, hoy se presenten como defensores de la justicia y la libertad en Chile". En este sentido, añadió que "es igualmente sorprendente que esos mismos que hoy reivindican la memoria histórica de las víctimas de la dictadura en Chile, le nieguen esa misma memoria a las víctimas de nuestra dictadura".

Tras recordar que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, había recibido esta mañana a la hija de Salvador Allende, explicó que en el día en que ha desaparecido la persona que "derribó por la fuerza de las armas a un gobierno democrático y sometió a su pueblo a un régimen sangriento" el PSOE envía un mensaje "fraternal de cariño y solidaridad" a todo el pueblo chileno y a su "democracia recuperada".

"Ha muerto un enemigo de la libertad", sentenció el dirigente socialista, quien apostilló que Pinochet ha encarnado todo lo que "repugna" a las conciencias civilizadas: "el golpismo, el totalitarismo, la fuerza bruta como única fuente de legitimidad, la corrupción, el desprecio a la vida humana y a los derechos de las personas. Su figura forma parte de lo más negro del siglo XX que, por cierto, ha sido pródigo en dictadores".

Blanco afirmó que hoy es el día de recordar a las víctimas de su "odioso" régimen y de reforzar "nuestra voluntad de que en el siglo XXI no haya más tiranos como él".