Pinochet.- 'Chilenos en Valencia' lamenta que haya muerto "sin pagar sus crímenes" y convoca un "acto de despedida"

Actualizado 11/12/2006 13:48:42 CET

VALENCIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

'Chilenos en Valencia' ha convocado para las 20.30 horas de hoy un "acto de despedida" a Augusto Pinochet, que se celebrará en la Plaza de la Virgen, con la actuación de cantautores de este país, la lectura de un comunicado y una parodia al dictador, entre otras iniciativas. La organización lamenta que el "tirano haya desaparecido sin pagar por sus crímenes".

Según indicó este colectivo en un comunicado, "se murió el tirano, pero no se acabó la rabia". "Tras una larga vida de crímenes atroces, saqueo de las arcas del Estado y obscenas mentiras, el dictador falleció confortablemente sin haber estado ni un solo día en la cárcel mientras sus victimas continúan reclamando justicia", señaló, y añadió que por ello, "hoy no brindamos por su muerte porque nunca nos impulsó la venganza sino la justicia y porque lamentamos que haya desaparecido sin pagar por sus crímenes".

'Chilenos en Valencia' subrayó que Pinochet "fue el máximo responsable de la ejecución, desaparición y tortura de más de 4.000 chilenas y chilenos cuyo único delito fue luchar para construir un país más justo". "A ellas y ellos se suman las miles de víctimas que nunca fueron reconocidas oficialmente. El dictador y sus secuaces también condenaron al pueblo chileno a una muerte lenta provocada por la miseria que generó su régimen mientras él se llevaba millones de dólares al exterior con la complicidad de bancos y gobiernos extranjeros", lamentó.

Según la organización, 16 años después del final de esta "época de terror", "el símbolo de las atrocidades ha muerto, pero continúan sangrando las heridas abiertas" porque "todavía caminan impunes por las calles de Chile algunos de los que ejecutaron sus órdenes asesinas" y "gozan de una feliz jubilación quienes desde Estados Unidos y Chile instigaron y financiaron el golpe de Estado".

"Nunca se pidió responsabilidades a los gobiernos español y británico por permitir que el asesino se burlara de la justicia", consideró este colectivo, quien añadió también que la familia de Pinochet "disfruta ostentosamente del dinero robado a todos los chilenos".

Asimismo, señaló que "aún no se ha cumplido el derecho más elemental de las víctimas: escribir la verdadera historia de lo que pasó y conocer el paradero de los que siguen desaparecidos, entre ellos el sacerdote valenciano Antoni Llidó, secuestrado y torturado por órdenes directas de Pinochet".

Por ello, insistió en que la muerte del dictador "no cierra una página negra de la historia de Chile sino que tiene que abrir nuevos caminos para que la verdad y la justicia finalmente lleguen" a este país.