Pinochet.- El obispo castrense da comienzo al funeral por el ex dictador en la Escuela Militar

Actualizado 12/12/2006 16:09:38 CET

En la Plaza de la Constitución hay otra ceremonia en recuerdo a las víctimas presidida por la pancarta 'El tirano murió, viva Allende'

SANTIAGO, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El obispo castrense, monseñor Juan Barros, ha dado comienzo a la misa funeral por Augusto Pinochet que se está celebrando en el patio Alpatacal de la Escuela Militar de Santiago, en cuyo centro se encuentra el féretro con los restos mortales del ex dictador.

Junto a la familia Pinochet se encuentran los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, que llegaron al reciento minutos antes de que ocho cadetes transportaran sobre sus hombros el féretro, que está cubierto por la bandera chilena.

La ceremonia está siendo oficiada por 16 sacerdotes castrenses y se calcula que hay cerca de seis mil personas en el recinto, incluida la ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, que llegó a la Escuela Militar por la parte trasera.

La ministra, vestida de blanco, entró en el Patio Alpatacal en medio de fuertes silbidos acompañada de los cuatro comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, momento en que los familiares del ex dictador colocaron encima del féretro la banda presidencial.

Se espera que tras la misa tomen la palabra Lucía Pinochet Hiriart y María José Martínez, hija y nieta del ex dictador; Juan Guillermo Toro, presidente del cuerpo de generales y almirantes en retiro; y Oscar Izurieta, comandante en jefe del Ejército, entre otros.

Paralelamente, los detractores de Pinochet están participando en una ceremonia en recuerdo a las víctimas de la dictadura que está teniendo lugar en la Plaza de la Constitución, presidida por un gran lienzo donde se puede leer 'El tirano murió, viva Allende'.