Publicado 14/12/2020 17:53CET

Polémica por la visita del presidente de Nigeria a sus vacas antes que a las familias de los niños secuestrados

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari
El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari - Michael Kappeler/dpa - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un vídeo difundido en redes sociales en el que el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, visita una explotación de su propiedad con vacas que tiene en el estado de Katsina ha desatado una agria polémica, ya que la explotación vacuna está en el mismo estado en el que el viernes fueron secuestrados más de 300 estudiantes de un instituto de secundaria y el mandatario no ha visitado todavía a sus familias.

El vídeo, grabado el 12 de diciembre y publicado este lunes por el portal SaharaReporters muestra a Buhari visitando su rancho y rodeado de sus asesores. Sin embargo, en lugar de reunirse con las familias de los niños secuestrados, envió una delegación de Abuya para que visitara el instituto y tratara con los familiares de las víctimas.

El pueblo de origen de Buhari es Daura, donde visitó a sus vacas, está situado a 190 kilómetros de Kankara, donde se produjo el secuestro. "600 estudiantes fueron secuestrados en Katsina y él los ignora. ¡El inerte presidente prefirió visitar a sus vacas!", ha publicado el editor de SaharaReporters, Omoyele Sowore, a través de Twitter.

Al de Sowore siguieron un torrente de mensajes en Twitter criticando al mandatario y pidiendo su dimisión. Mientras, ha surgido una campaña con la etiqueta #BringBackOurBoys siguiendo la estela de la que trascendió fronteras en 2014 para pedir la liberación de las niñas secuestradas en Chibok.

Desde el Gobierno central nigeriano todavía no se ha confirmado el número ni siquiera aproximado de menores secuestrados, pero el gobernador de Katsina, Aminu Masari, afirmó el domingo que serían 333 los estudiantes que siguen desaparecidos. Masari realizó estas declaraciones durante una reunión con una delegación del Gobierno federal que visitó la zona.

Este lunes, un portavoz de Buhari, Bashir Ahmad, ha publicado en Twitter un vago mensaje: "Un número importante de los estudiantes ha sido rescatado. Rezamos por la vuelta sana y salva del resto".

Para más confusión, el domingo otro portavoz de la Presidencia, Garba Shehu, aseguró que el Ejército había rodeado a los secuestradores. "Los mandos militares tienen las coordenadas de donde creen que están los bandidos y están aguantando. Han rodeado toda la zona", afirmó Sheshu en declaraciones a la cadena británica BBC.

El Instituto Científico de Secundaria de Kankara, solo para chicos, fue atacado por "bandidos" en la noche del viernes y desde entonces se ha localizado a más de 400 alumnos que han podido regresar, algunos tras pasar una noche ocultos en los bosques. Las cifras por el momento son confusas, pero en el centro educativo estudian 884 alumnos.

Las familias de los desparecidos se han manifestado el domingo ante el propio instituto para exigir a las autoridades una intervención para liberar a los menores. La protesta estaba liderada por una mujer que dice ser la madre de uno de los secuestrados y se han mostrado pancartas con lemas como "El Gobierno debe hablar", "Queremos que vuelvan nuestros hijos" o "Queremos seguridad en Kankara". Las fuerzas de seguridad han empleado gas lacrimógeno contra los manifestantes.