Publicado 01/11/2021 19:07CET

La Policía de Berlín pide perdón después de que varios agentes realizaran flexiones en el Monumento al Holocausto

BERLÍN, 1 Nov. (DPA/EP) -

La Policía de Berlín ha pedido perdón este lunes después de levantar la polémica a raíz de una serie de entrenamientos llevados a cabo por varios agentes, que habrían realizado flexiones en el Monumento al Holocausto de la capital alemana.

La jefa de la Policía capitalina, Barbara Slowik, ha condenado lo sucedido y ha expresado que el "comportamiento de los compañeros implicados no casa con la importancia y el significado que tiene el memorial y el respeto que hay que mostrar ante él". "Para mí, esto viola la memoria de los que fueron asesinados", ha dicho.

Los agentes se encontraban de servicio y tenían que supervisar las protestas registradas cerca del Parlamento, que está situado a poca distancia del monumento. El incidente ha salido a la luz después de que el diario 'Berliner Zeitung' publicara una serie de fotografías en las que se muestra a los uniformados realizando flexiones en la zona.

El monumento se abrió al público en 2005 para recordar el asesinato de 6 millones de judíos a manos de los nazis y consiste en unos 2.700 bloques grises de diferentes alturas. Según las normas del memorial está prohibido correr, hacer ruido, saltar de bloque en bloque, fumar o beber alcohol en la zona.

Slowik ha manifestado que el único objetivo memorial es "conmemorar y recordar". El sindicato de policías alemanes ha lamentado lo sucedido y ha dicho que el lugar "no es un parque". "Estas acciones parecen una burla al genocidio de millones de personas y ponen en tela de juicio los valores de nuestra Policía", han señalado.

Contador