Publicado 09/12/2019 7:27:41 +01:00CET

La Policía de Kenia acordona las inmediaciones de un juzgado de la capital ante la llegada del gobernador de Nairobi

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Kenia ha acordonado este lunes a primera hora las inmediaciones de un juzgado ante la inminente llegada del gobernador de Nairobi, Mike Sonko, que fue detenido el viernes por presunta corrupción.

Un convoy ha logrado salir de la sede de la agencia anticorrupción de Kenia (EACC)y atravesar la capital keniana hasta los juzgados de Milimani, donde está previsto que responda a los cargos impuestos en su contra, según informaciones del diario local 'The Standard'.

El traslado ha tenido lugar días después de su dramático arresto en la localidad de Voi. Sonko, que es el cargo de mayor rango en ser arrestado en el país en el marco de la campaña puesta en marcha para acabar con la corrupción, ha pasado el fin de semana bajo custodia policial.

Tal y como han explicado las fuerzas de seguridad al diario local 'Daily Nation', el gobernador podría ser posteriormente trasladado a Voi para enfrentarse, a su vez, a cargos de asalto por haber agredido supuestamente al agente de Policía Rashid Yakub.

Sonko ha pedido a sus seguidores que mantengan la calma mientras lidia con la situación. Los agentes, por su parte, han alertado de que aquellos que tengan intención de manifestarse tendrán que atenerse a las consecuencias.

El gobernador de la capital de Kenia es conocido por su uso de la joyería y por aparecer en varios vídeos de rap en oficinas públicas vistiendo ropas doradas e insultando a sus opositores políticos.

Asimismo, ha reclutado a cientos de personas en su 'Equipo de Rescate Sonko', que limpia las calles o combate incendios en Nairobi. Todos ellos visten ropas en las que se puede leer su apellido.

El político recibió el jueves un premio patrocinado por la Cruz Roja de Kenia y Voluntarios de Naciones Unidas por animar a la población a hacer actos de voluntariado.

El presidente keniano, Uhuru Kenyatta, ha intentado impulsar la lucha contra la corrupción en medio de las denuncias de la población por la falta de servicios básicos mientras miembros de la élite política se enriquecen a través de medios delictivos.