Policías y militares agreden a los normalistas antes de que empiecen a protestar

Actualizado 05/06/2015 21:51:25 CET
Tixtla-Chilpancingo, México
Foto: FACEBOOK
 

MADRID, 5 Jun. (Notimérica) -

   Los alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en dicha universidad sufrieron este miércoles un enfrentamiento violento con los cerca de 500 policías y militares que les esperaban y coartaron el camino en las inmediaciones del túnel de Tixtla-Chilpancigo que ha dejado un saldo de cuatro jóvenes y un elemento policíaco estatal herido.

   Los jóvenes y padres de los "normalistas", unos 200 que viajaban en nueve autobuses, se dirigían desde Iguala hacia Chilpancingo, capital de Guerrero, para unirse junto a otras organizaciones cívicas y exigir que no se celebren las elecciones del próximo 7 de junio sin el regreso con vida de los 43 estudiantes desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014.

   Según informan el periódico digital 'Regeneración', junto a la 'Prensa Ayotzi' (de la universidad Raúl Isidro Burgos) y otros medios locales, el operativo policíaco estuvo formado por 300 policías federales y estatales, más unos cerca de 200 miembros de la Policía Militar del grupo Antimotines que permanecían en la retaguardia, todos ellos a la espera de la llegada de los ciudadanos en el viaducto de la carretera Chilpancingo-Tixtla.

   Durante el enfrentamiento, que se prolongó durante una hora, las autoridades utilizaron gases lacrimógenos y toletes, mientras que los normalistas respondieron con piedras y petardos hasta que lograron volver a sus autobuses.

   Uno de los vehículos de la línea Altmar, en el que viajan 30 turistas procedentes del estado de Chilapa, fue erróneamente interceptado por los agentes federales, quienes --según denuncia el corresponsal de Regeneración-- golpearon y trasladaron a los pasajeros fuera del mismo.

   Omar García, superviviente de la noche del 26 de septiembre en Iguala, ha declarado vía redes sociales que "teme que en el contexto de las movilizaciones en contra del proceso electoral" de este domingo, el "Gobierno esté preparando un operativo para adentrarse en las instalaciones" de su escuela y así cerrar el principal punto de unión entre los padres y estudiantes de la región.

   La represión de las fuerzas de seguridad hacia los estudiantes de la Normal Rural se han intensificado por la proximidad a las comicios del 7 de junio. El lunes ocho 'normalistas' fueron detenidos y posteriormente liberados y el miércoles cuatro resultaron heridos por las autoridades.