Publicado 20/11/2020 16:53CET

Polonia.- Amnistía denuncia la represión del Gobierno polaco sobre las protestas contra las restricciones al aborto

Séptimo día de protestas en Cracovia, y otras ciudades polacas, por la reciente y todavía más restrictiva reforma del aborto, que ilegaliza la interrupción del embarazo incluso en casos de graves malformaciones del feto.
Séptimo día de protestas en Cracovia, y otras ciudades polacas, por la reciente y todavía más restrictiva reforma del aborto, que ilegaliza la interrupción del embarazo incluso en casos de graves malformaciones del feto. - KRZYSZTOF KANIEWSKI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha denunciado este viernes que las autoridades polacas están empleando un amplio espectro de "duras medidas" para reprimir las protestas pacíficas de las mujeres de Polonia contra una sentencia del Tribunal Constitucional que limita gravemente el acceso al aborto en el país.

El Constitucional dictaminó hace un mes que el aborto por malformaciones fetales graves, como enfermedad o discapacidad, era contrario a la Constitución, según trasladó la presidenta de la corte, Julia Przylebska, tras la sesión. La decisión implica un paso más para la prohibición casi total del aborto en el país.

Amnistía ha documentado casos de exceso de la fuerza por parte de la Policía -- como el uso de gas pimienta, o la criminalización innecesaria de las asistentes -- a la que además ha acusado de "incitar a la violencia" para inflamar todavía más la tensión.

Como ejemplo, Amnistía señala lo ocurrido el miércoles, cuando las asistentes a un episodio más de estas marchas (conocidas como la Huelga de las Mujeres) frente a la sede de la televisión pública en Varsovia, fueron "acorraladas" por la Policía junto a los periodistas que cubrían el evento y rociadas con pulverizadores de gas pimienta.

"Ante una prohibición casi total del aborto, la ciudadanía de Polonia se ha movilizado de forma impresionante. Sin embargo, no satisfechas con violar sus derechos reproductivos, las autoridades han aprovechado esta oportunidad para reprimir también su derecho a protestar pacíficamente", ha declarado el director de Amnistía Internacional para Europa, Nils Muiznieks.

A través de Muiznieks, la organización se ha declarado "horrorizada" por el uso excesivo de la fuerza policial contra los manifestantes. "El miércoles y el jueves, la Policía detuvo a decenas de personas que protestaban pacíficamente, entre ellas un joven de 17 años, que pasaron la noche detenidas por acudir a una pequeña manifestación pacífica de solidaridad", ha recordado.

La directora de Amnistía Internacional Polonia, Draginja Nadazdin, ha pedido a las autoridades polacas que insten a la Policía a que ponga fin a estos episodios "y que retiren los desproporcionados cargos penales" contra las manifestantes, además de reiterar la importancia de poner fin "al ataque contra los derechos sexuales y reproductivos" de las mujeres.

Contador