Publicado 07/12/2021 14:41CET

Polonia anuncia nuevas medidas e impone la vacunación obligatoria a médicos y profesores ante la variante ómicron

Archivo - Prueba de coronavirus en Varsovia, Polonia
Archivo - Prueba de coronavirus en Varsovia, Polonia - ALEKSANDER KALKA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Salud de Polonia, Adam Niedzielski, ha anunciado este martes una serie de medidas adicionales, como la vacunación obligatoria de médicos, profesores y agentes de Policía, ante las preocupaciones que plantea la variante ómicron del SARS-CoV-2.

En rueda de prensa, Niedzielski ha detallado que la vacunación obligatoria contra la COVID-19 comenzará a partir del 1 de marzo y ha recalcado que Varsovia sigue los pasos de países como Alemania y Austria en este sentido.

Además, ha informado que los empleadores podrán pedir pruebas diagnósticas de la COVID-19 a sus empleados en virtud de un proyecto de ley que ya prepara el Gobierno polaco. "Estamos trabajando constantemente (en el proyecto)", ha indicado, antes de remarcar que el objetivo de esta medida es "construir un ambiente de trabajo seguro".

Por otra parte, el Ejecutivo polaco ha decidido implantar la educación a distancia en escuelas de primaria e institutos del 20 de diciembre al 9 de enero. Según ha detallado el viceministro de Salud, Waldemar Kraska, a partir de esa fecha, los alumnos regresarán a la educación presencial a tiempo completo.

Entre otras medidas, el Gobierno de Polonia también ha impuesto la obligatoriedad de que los convivientes de personas contagiadas de COVID-19 se realicen una prueba diagnóstica independientemente de su estado de vacunación.

Asimismo, a partir del 15 de diciembre, el límite de aforo en el transporte público será del 75 por ciento. También se reducirá el aforo de restaurantes, bares y locales de ocio, hasta el 30 por ciento, mientras que discotecas y clubes nocturnos se cerrarán. La única posibilidad de aumentar ese aforo es recibir únicamente a personas vacunadas en estos lugares, según ha recogido la agencia de noticias oficial polaca, PAP.

Niedzielski ha destacado el "riesgo" que plantea la variante ómicron del SARS-CoV-2 y ha indicado que el nivel actual de infecciones nuevas, unas 23.000 de media al día, es "muy preocupante".

"El balance es que la situación se ha mantenido estable durante más de una semana y media y, lamentablemente, no hay signos claros de disminución en el número de contagios", ha continuado, al tiempo que ha incidido en que el escenario actual y la aparición de ómicron "requieren una acción decisiva".

El Ministerio de Salud polaco ha constatado este martes 19.336 nuevos contagios de COVID-19 y 172 fallecidos en las últimas 24 horas.