Publicado 21/11/2021 11:29CET

Polonia describe la crisis migratoria como "el mayor intento de desestabilizar Europa" desde el fin de la Guerra Fría

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki
El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki - Alexandros Michailidis/European / DPA

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha afirmado este domingo que la crisis migratoria en la frontera con Bielorrusia es "el mayor intento de desestabilizar Europa" desde el final de la Guerra Fría, ante el incremento de las tensiones con Minsk a causa de las oleadas migratorias de las últimas semanas.

Morawiecki ha afirmado que el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha lanzado "una guerra híbrida" contra a Unión Europea (UE) y ha incidido en que "es el mayor intento de desestabilizar Europa en los últimos 30 años".

"Polonia no se plegará ante el chantaje y hará todo lo posible para defender las fronteras de la UE", ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter, antes de agregar que Polonia, Letonia, Lituania y Estonia "necesitan apoyo".

"Debemos permanecer unidos para defender Europa", ha resaltado el primer ministro polaco, después de una jornada en la que alrededor de cien migrantes intentaron cruzar la frontera entre Bielorrusia y Polonia, a la que Varsovia ha enviado refuerzos para casi sellarla, según ha informado la agencia alemana de noticias DPA.

La Policía Fronteriza polaca ha detallado que el intento de cruce tuvo lugar cerca de la localidad de Czeremcha, a donde habrían sido trasladados los migrantes en camiones por parte de las fuerzas de seguridad bielorrusas, sin que Minsk se haya pronunciado sobre estos incidentes.

Así, una portavoz de la Policía Fronteriza polaca ha dicho que las fuerzas bielorrusas entregaron a los migrantes maderos para superar el alambre de espino y ha agregado que los agentes polacos fueron además apedreados. Minsk ha recalcado que el Ejército ha dado apoyo a migrantes en la frontera en Bruzgi, donde han entregado alimentos y cobijo a los que se encuentran en la zona.

La situación se ha agravado a lo largo de la semana pasada después de que miles de personas se hayan desplazado hasta la zona con la esperanza de entrar en países de la UE. Desde principios de 2021, los guardias han contabilizado más de 34.000 intentos de cruzar la frontera, de los que 17.500 habrían tenido lugar en octubre. Por ello, las autoridades polacas han reforzado la seguridad fronteriza y han desplegado al Ejército.

Por su parte, el ministro de Exteriores bielorruso, Vladimir Makei, acusó el viernes a los políticos europeos de "tratar de provocar un aumento de la tensión en torno a Bielorrusia" y lamentó que "no tratan de entender la esencia de lo que está pasando, de las conversaciones entre las partes".

Contador