Publicado 16/09/2021 18:07CET

Polonia.- La Eurocámara insta a Polonia a respetar el orden jurídico de la UE y el pluralismo de los medios

BRUSELAS, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento europeo ha denunciado este jueves los ataques a la libertad de prensa en Polonia y los intentos del gobierno ultraconservador de socavar la primacía del Derecho comunitario, en una resolución que insta a Varsovia a respetar el ordenamiento jurídico europeo y el pluralismo de los medios.

En una resolución adoptada con 502 votos a favor, 149 en contra y 36 abstenciones, los eurodiputados denuncian situaciones como la controvertida ley 'Lex TVN' que prohíbe a empresas no europeas poseer más del 49% de un medio de comunicación y que ha sido vista por sus detractores como el instrumento para desmantelar uno de los canales más críticos con el gobernante Partido Ley y Justicia (PiS).

Los eurodiputados también ven con preocupación que la petrolera estatal PKN Orlen haya comprado el grupo mediático Polska antes incluso de que se pronunciara sobre la operación la autoridad responsable de competencia.

El texto adoptado por el pleno en Estrasburgo (Francia) reitera asimismo la condena firme de la institución europea de las campañas difamatorias llevadas a cabo en el país contra jueces, periodistas y políticos, incluso desde plataformas muy vinculadas a la coalición en el Gobierno.

En este sentido, los eurodiputados llaman a la Comisión Europea a comprobar que se están respetando las reglas de la directiva sobre servicios audiovisuales y también que avance en el desarrollo de la nueva legislación común para proteger la libertad de los medios.

Otra de las cuestiones que preocupan enormemente a la Eurocámara es la amenaza que observan sobre la independencia de la justicia en Polonia, en donde las autoridades se resisten a acatar sentencias del Tribunal de Justicia de la UE como la que ordenó recientemente la suspensión del régimen disciplinario que impone el Tribunal Constitucional a los jueces polacos.

Los eurodiputados recuerdan al Ejecutivo polaco la primacía del Derecho europeo sobre la legislación nacional y también se dirigen a la Comisión Europea para exigir que tome medidas para evitar que siga deteriorándose la situación del Estado de derecho en el país.