Publicado 10/12/2020 05:01CET

Polonia.- Fracasa la moción de censura contra el viceprimer ministro de Polonia, Jaroslaw Kaczynski

El viceprimer ministro de Polonia, Jaroslaw Kaczynski.
El viceprimer ministro de Polonia, Jaroslaw Kaczynski. - GRZEGORZ BANASZAK / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El viceprimer ministro de Polonia, Jaroslaw Kaczynski, ha logrado superar la moción de censura presentada contra él en el Parlamento por el partido liberal Plataforma Cívica (KO, por sus siglas en polaco), después de un encendido debate en el que oposición y oficialismo se han dedicado ataques de todo tipo.

Aprovechando la mayoría que el partido de Kaczynski, Ley y Justicia (PiS), tiene en el Parlamento polaco, la moción no ha podido salir adelante, tras obtener 216 votos a favor, 233 en contra, y una abstención.

Presentada por KO y apoyada por la izquierda polaca, la moción de censura contra Kaczynski se produjo como consecuencia de la dura represión policial sufrida por los manifestantes durante las últimas protestas del pasado 18 de noviembre con motivo de la aprobación de la nueva y más restrictiva ley del aborto.

En la jornada de manifestaciones durante la huelga de mujeres decretada, los participantes denunciaron la violenta respuesta policial, de la que fueron victimas incluso algunas diputadas del Parlamento, como la socialdemócrata Magdalena Biejat.

"La gran mayoría de lo que se ha dicho aquí es un compendio de absurdos, mentiras", ha dicho Kaczynski durante el bronco debate, en el que ha contado con el apoyo del actual primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, quien ha acusado a la oposición de parecer "partidos extranjeros", informa el diario 'Gazeta Wyborcza'.

"Es el camino de Jaroslaw Kaczynski lo que nos ha hecho vivir hoy en un país más normal. Un país que tiene la oportunidad de ser fuerte, verdaderamente un país de primera liga en un sentido más amplio", ha defendido Morawiecki.

Kaczynski, quien fue primer ministro entre 2006 y 2007, ha sido acusado de haber corrompido la independencia de las instituciones del Estado, así como de haber dividido a la sociedad polaca, de estar promoviendo el alejamiento del país con la Unión Europea, e incluso de "apropiarse" de la Iglesia Católica y de haberse centrado más en las cuitas internas de su partido que en la gestión de la pandemia.

"Ha elegido las riñas, las peleas por las sillas, en lugar de equipar hospitales, en lugar de recompensar a los médicos, en lugar de lidiar con lo que los políticos están llamados a hacer", le ha reprochado el presidente del Partido Campesino Polaco (PSL), Wladyslaw Kosiniak-Kamysz.