Publicado 18/10/2021 15:08CET

Polonia.- Morawiecki advierte contra la centralización de la UE en instituciones "sin control democrático"

Archivo - 09 July 2021, Slovenia, Ljubljana: Polish Prime Minister Mateusz Morawiecki speaks during a press conference after the V4 + Slovenia Prime Ministers' meeting in Ljubljana. Photo: Jaroslav Nov·k/TASR/dpa
Archivo - 09 July 2021, Slovenia, Ljubljana: Polish Prime Minister Mateusz Morawiecki speaks during a press conference after the V4 + Slovenia Prime Ministers' meeting in Ljubljana. Photo: Jaroslav Nov·k/TASR/dpa - Jaroslav Nov·k/TASR/dpa - Archivo

Alega que la primacía del Derecho comunitario no es "ilimitada" y rechaza el "chantaje" de la Comisión Europea

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha enviado una carta al resto de líderes políticos de la UE para, por una parte, defender la "lealtad" de su país al bloque comunitario, y, por otra, responder a la creciente presión de la Comisión Europea, advirtiendo del riesgo de que instituciones "sin control democrático" puedan romper el principio de igualdad de los Veintisiete.

Morawiecki ha emprendido una campaña con la que quiere restar importancia al reciente fallo judicial que declaró parte de los Tratados de la UE incompatibles con la Constitución polaca. El primer ministro aspira a que el resto de jefes de Estado y de Gobierno le escuchen con vías a encontrar una "solución", para lo cual pide "respeto mutuo" y que "no se imponga la voluntad de nadie".

La carta, dirigida también a los presidentes de la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo, reivindica a la UE como una alianza entre "Estados libres, iguales y soberanos", frente a "un peligroso fenómeno" que, en su opinión, "amenaza el futuro de la Unión".

Así, dice estar "preocupado" por "la transformación gradual" del bloque en "un organismo único y centralizado, controlado por instituciones sin control democrático".

Teme que estas instituciones terminen por "forzar todo lo que quieran dentro de sus 'provincias'". "Si no paramos este fenómeno, todos sentiremos sus efectos negativos. Hoy, puede ser un país; mañana, bajo otro pretexto, otro", advierte en su mensaje a otros líderes.

La Comisión Europea ya abrió la puerta a tomar medidas contra Polonia tras el fallo de su Tribunal Constitucional y la semana pasada adelantó que, "en un futuro cercano", podría activar el mecanismo que desembocaría en la suspensión de fondos europeos por los ataques al Estado de Derecho.

La comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento europeo (JURI) pidió el jueves denunciar a la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no haber actuado ya para congelar fondos comunitarios a Hungría y Polonia por su deriva antidemocrática.

LOS "LÍMITES" DE LAS LEYES

Morawiecki, que el martes comparecerá ante la Eurocámara para dar de viva voz su versión ante la polémica, explica al resto de dirigentes que Polonia respeta el Derecho comunitario y "reconoce su primacía sobre la legislación nacional", pero esgrime que dicha primacía no es "ilimitada", sino solo "en áreas competencia de la Unión".

"En todos los países, la Constitución retiene su primacía", argumenta el mandatario polaco, antes de anticipar que las posibles divergencias en torno a dichos límites deben terminar de disiparlas los tribunales. "El Tribunal Constitucional de la República de Polonia tiene los mismos derechos que los tribunales de cualquier otro país de la UE", apostilla.

De hecho, una de las líneas de argumentación de Varsovia gira en torno a que su sentencia no introduciría ninguna nueva variable en la jurisprudencia comunitaria, ya que los tribunales de otros países del bloque ya han determinado que algunas decisiones del Tribunal de Justicia de la UE "no son vinculantes" para ellos.

Morawiecki alude a sentencias en Alemania, Francia, Italia, Dinamarca, República Checa y España, entre otros países en los que se habrían adoptado decisiones judiciales contrarias al criterio fijado desde la UE y que "no han sido impugnadas por la Comisión".

En el caso español, el dirigente polaco se agarra a las divergencias jurídicas en torno a la inmunidad de Oriol Junqueras entre el Tribunal de Justicia de la UE y el Tribunal Supremo español, que terminó descartando que el líder de ERC tuviese derecho a inmunidad alguna por haberse presentado a las elecciones europeas.

"FORTALEZA" NACIONAL

"La Unión es fuerte por la fortaleza de sus miembros", recalca Morawiecki, que ve en "principios comunes como el respeto y la solidaridad mutuas" la clave para lograr "el éxito de la integración europea". "La Unión Europea no es ni debería ser una colección de países mejores y peores", agrega.

Morawiecki esgrime que "la atención de las instituciones de la UE se centra ahora en Polonia", pero aboga por ampliar el foco y, con él, el debate. Se ofrece para dialogar, pero deja claro que su Gobierno no tomará ninguna decisión que contravenga los intereses de los ciudadanos polacos.

En este sentido, ve "necesario comenzar a trabajar juntos de nuevo" y se adelanta que no se dejará intimidar: "El lenguaje del chantaje financiero, del castigo, de la inanición de países insubordinados, de presiones antidemocráticas y centralistas no tienen lugar en la política europea".