Publicado 22/10/2021 17:36CET

Polonia.- Tusk lamenta que "el PiS es un problema para toda la UE" y afea a Morawiecki su reunión con Le Pen

10 October 2021, Poland, Warsaw: Top opposition leader, chairman of the Platforma Obywatelska PO (Civic Platform) political party, and former President of the European Council Donald Tusk speaks on stage during the pro-EU rally to show support for the Eur
10 October 2021, Poland, Warsaw: Top opposition leader, chairman of the Platforma Obywatelska PO (Civic Platform) political party, and former President of the European Council Donald Tusk speaks on stage during the pro-EU rally to show support for the Eur - Attila Husejnow/SOPA Images via / DPA

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El dirigente opositor Donald Tusk ha acusado este viernes al gobernante partido Ley y Justicia (PiS) de "haberse convertido en un problema para toda Europa" como consecuencia del pulso que mantiene Polonia con la UE, mientras que ha afeado al primer ministro, Mateusz Morawiecki, reunirse con la líder ultraderechista y euroescéptica francesa, Marine Le Pen.

El que fuera primer ministro y presidente del Consejo Europeo ha indicado que el jueves se reunió con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, así como "con los líderes de Austria, Croacia, Irlanda, Grecia, Alemania, Eslovenia y Eslovaquia".

Todos ellos "están muy preocupados por el dilema de cómo mantener a Polonia en la UE, cómo proteger el Estado de Derecho y, al mismo tiempo, desbloquear los fondos. El PiS se ha convertido en un problema para toda la UE".

Asimismo, Tusk ha afeado la reunión que mantuvo el primer ministro con Le Pen, un día después de haberse reunido con el presidente francés, Emmanuel Macron. Le Pen ha confirmado el encuentro asegurando, a través de su cuenta de Twitter, que hablaron "sobre el inaceptable chantaje cometido contra Polonia por la Comisión Europea".

La líder ultraderechista le trasladó su "apoyo" a Morawiecki, tras constatar que comparten "muchas cosas", incluida "la necesidad de defender la soberanía de las naciones europeas".

Varsovia y Bruselas están envueltos en un pulso político y judicial que se desencadenó con la decisión del Tribunal Constitucional de Polonia, que dictaminó la semana pasada que los Tratados de la UE son incompatibles con la Carta Magna polaca, lo que implica 'de facto' establecer una primacía del Derecho nacional sobre el comunitario, en contra por tanto de los principios básicos del bloque.

Tusk, principal rostro de la oposición al PiS, ha reivindicado en diversas ocasiones que "el lugar de Polonia está en Europa", mientras que desde el Gobierno polaco lo han acusado de intentar "engañar" a la ciudadanía planteando la posibilidad de que el país abandone la Unión Europea.