El PP censura la "tibieza" de Sánchez en Venezuela y Borrell le afea sus "silencios" cuando gobernaba

Comparecencia de Josep Borrell en el Congreso para explicar la posición española
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 30/01/2019 21:07:23CET

   El ministro garantiza que España no estará en ninguna operación militar: "La intervención en Latinoamérica es una expresión maldita"

   MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El PP ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de pasar de un "apoyo claro a la democracia" en Venezuela a adoptar una posición "tibia", una acusación a la que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha replicado echando en cara a los 'populares' sus silencios respecto a la situación en este país durante sus últimos años de gobierno.

   "Han abandonado sus posiciones de apoyo claro a la democracia que tenían antes de entrar en el Gobierno", ha afirmado en la Comisión de Exteriores del Congreso el portavoz del ramo del PP, José Ramón García Hernández, tras escuchar la comparecencia del ministro, que ha explicado este miércoles a los grupos la posición de España ante la crisis en Venezuela tras la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente frente a Nicolás Maduro.

   El portavoz 'popular' ha acusado de "tibieza" al Ejecutivo de Pedro Sánchez por no haber reconocido inmediatamente a Guaidó, actual presidente de la Asamblea Nacional, y haber optado en cambio por dar ocho días de plazo a Maduro para que convoque elecciones presidenciales.

EL PP DICE QUE O SE APOYA A GUAIDÓ O A MADURO

   Según García Hernández, Maduro es un "usurpador" del poder y un "narcotirano" y Guaidó es "el único que puede llevar a unas elecciones libres". "Aquí, o se está con uno o se está con otro", ha indicado tras reclamar al Gobierno de España que "reconozca la legalidad" en Venezuela para que se puedan celebrar esos comicios y apoye la "reconciliación" en ese país.

   En su turno, el ministro ha censurado al PP por que cargue contra la posición adoptada por el Gobierno en Venezuela y no haga lo propio con otros países de la UE como Alemania o Francia, que defienden lo mismo, y le ha echado en cara los "silencios" que ha guardado en los últimos años de Gobierno respecto a la situación en el referido país suramericano.

   Entre otros episodios, Borrell ha cuestionado la posición del Gobierno de Mariano Rajoy tras las elecciones del 20 de mayo de 2018, que la UE no reconoció. "¿Por qué el Ministerio de Asuntos Exteriores no habló entonces de no reconocerlas ni de romper relaciones?", se ha preguntado.

   "¿Dónde está esa protesta que ahora tan vehementemente formula (al Gobierno socialista) por que hayamos dado ocho días de plazo (al Ejecutivo venezolano) para convocar nuevas elecciones presidenciales? --ha proseguido--. ¿Ocho días pesan más que las actuaciones que han llevado a esta situación y ante las que hicieron mutis por el foro? ¿Me reprochan los ochos días después de su silencio de años?".

BORRELL VOLVERÁ AL CONGRESO

   El jefe de la diplomacia española ha cuestionado que el Congreso le hubiera convocado de urgencia para hablar del papel de España ante el conflicto venezolano en lugar de esperar a conocer los resultados de la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE de este jueves. "Yo no soy como el presidente del Parlamento Europeo, que se arroga la capacidad de definir la posición de esa institución sin que ésta lo haya adoptado", ha apuntado en alusión al apoyo inmediato que expresó Antonio Tajani a Guaidó.

   Pese a todo, el ministro se ha ofrecido a regresar a la Cámara Baja para dar cuenta de esa cita, en la que el Gobierno defenderá la necesidad de establecer un instrumento que facilite un diálogo, "hasta que se pierda la última gota de esperanza", y de crear un grupo de contacto con los países latinoamericanos para tratar de canalizar la situación, una propuesta ésta que ha lamentado que la UE no adoptara cuando él mismo lo propuso en el pasado.

   Según ha abundado, la solución a la crisis en Venezuela debe ser "democrática" y resultante del diálogo entre venezolanos, lo cual excluye, ha insistido, "cualquier intervención militar extranjera". "La intervención militar en Latinoamérica es una expresión maldita y espero que eso no ocurra y, si ocurre, no contará con nuestro apoyo", ha puntualizado.

   El ministro ha instado a los grupos a abstenerse de lanzar adjetivos calificativos en sus críticas al Gobierno, sobre todo tras escuchar, entre otras, las intervenciones de los portavoces del PP, Ciudadanos y ERC.

QUÉ HARÁ EL GOBIERNO TRAS RECONOCER A GUAIDÓ

   Por parte de Ciudadanos, su portavoz Fernando Maura ha calificado de "incoherente" la postura del Gobierno porque, pese a no reconocer los comicios en los que Maduro fue reelegido el pasado mayo, espera ahora que convoque unas elecciones democráticas. Además, ha dicho que los opositores venezolanos no entienden la posición de España, que supone "esconderse detrás del consenso europeo".

   Más duro ha sido el portavoz de ERC, Joan Tardà, que ve "cinismo" e "hipocresía" en la posición del Ejecutivo, que, a su juicio, pretende "legitimar un golpe de Estado".

   Por parte de Podemos, Pablo Bustinduy ha preguntado "qué va a hacer el Gobierno de España al día siguiente de reconocer a Guaidó" como presidente, ya que considera que la única forma de que su Gobierno se hiciera efectivo es "mediante un levantamiento militar, una insurrección armada o una intervención extranjera". Miguel Ángel Bustamante, diputado de IU, ha avisado de que si el Gobierno acaba siendo "cómplice" de una situación así, eso tendrá consecuencias en el apoyo parlamentario de su partido.

   Aitor Esteban, portavoz del PNV, ha expresado su apoyo a la decisión del Gobierno de buscar soluciones conjuntas dentro de la Unión Europea y ha pedido que estas tengan en cuenta sobre todo a "las personas".

   Por último, el diputado socialista Pere Joan Pons ha criticado el "hooliganismo" que, en su opinión, muestran el PP y Ciudadanos para "atacar al Gobierno de España" con la cuestión de Venezuela pese a que este ha sido "proactivo en la búsqueda de soluciones", y por ello les ha pedido "prudencia y unidad".

Para leer más