Publicado 07/05/2024 13:31

La Presidencia palestina acusa a Israel de un "crimen de guerra" por la toma del lado palestino del paso de Rafá

Archivo - El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas (archivo)
Archivo - El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas (archivo) - -/Saudi Press Agency/dpa - Archivo

Reclama a EEUU que "intervenga inmediatamente" para impedir que las tropas israelíes "invadan" la ciudad, en la frontera con Egipto

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La Presidencia de la Autoridad Palestina ha tildado este martes de "crimen de guerra" la toma por parte del Ejército de Israel del lado palestino del cruce de Rafá, en el sur de la Franja de Gaza y en la frontera con Egipto, y ha pedido a Estados Unidos que "intervenga inmediatamente" para impedir que las tropas israelíes "invadan" la ciudad.

El portavoz de la Presidencia palestina, Nabil abú Rudeina, ha recalcado que la ocupación del paso fronterizo "amenaza con desplazar a ciudadanos de sus refugios y residencias" e "impide a empleados de Naciones Unidas entrar en la Franja de Gaza", por lo que ha solicitado que "el Estado ocupante rinda cuentas" por sus acciones.

Así, el portavoz de Mahmud Abbas ha recordado que la mayoría de los 1,4 millones de palestinos en Rafá son desplazados "por la guerra de exterminio" lanzada por Israel tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que tiene lugar "ante un inaceptable silencio internacional".

"El paso de Rafá y el resto del territorio de Gaza son territorios palestinos ocupados, según las resoluciones internacionales, pese a lo que la ocupación, apoyada por Estados Unidos con armas, dinero y cobertura política, insiste en seguir desafiando la legitimidad internacional gracias al veto estadounidense, que la protege", ha argumentado.

Por ello, ha alertado de los peligros de esta "peligrosa escalada" en Rafá y ha subrayado que las acciones israelíes "amenazan la vida de millones de palestinos y empujan la situación al borde del abismo", según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

Abú Rudeina ha incidido en que el cierre de los pasos fronterizos "aumentará el sufrimiento de los palestinos y reforzará el cerco impuesto" a Gaza, al tiempo que "evitará el flujo de ayuda humanitaria al pueblo palestino en la Franja de Gaza, que hace frente a una catástrofe humanitaria sin precedentes".

Por último, ha reiterado que "estas políticas agresivas no traerán seguridad y estabilidad para nadie" y ha hecho hincapié en que "la única solución es que el pueblo palestino pueda cumplir sus derechos legítimos a su tierra" a través de la creación de un Estado palestino en las fronteras de 1967 y con capital en Jerusalén Este.

El Ejército israelí ha confirmado a primera hora del día la toma de la parte palestina del paso de Rafá, que sirve como uno de los principales puntos de entrada de ayuda humanitaria hacia el enclave, en el marco de lo que describe como una "actividad dirigida" en "zonas limitadas" contra "infraestructuras terroristas" de Hamás.

La operación ha sido lanzada horas después de que el gabinete de guerra creado en Israel tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por Hamás acordara "por unanimidad" seguir adelante con la potencial ofensiva sobre Rafá después de que el grupo islamista palestino afirmara que había aceptado una propuesta de alto el fuego presentada por Qatar y Egipto, argumentando que el texto respaldado por Hamás "está lejos" de las exigencias israelíes.

Contador