Publicado 25/08/2020 23:18:18 +02:00CET

El presidente de Afganistán condena el atentado talibán en el norte del país y pide "dejar de asesinar a civiles"

AMP2.- Afganistán.- Dos cohetes impactan cerca de un acto al que asistía el pres
AMP2.- Afganistán.- Dos cohetes impactan cerca de un acto al que asistía el pres - PRESIDENCIA DE AFGANISTÁN - Archivo

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha condenado este martes el atentado con camión bomba reivindicado por los talibán registrado en la provincia de Balj, en el norte del país, y ha pedido poner fin a los "asesinatos a civiles" en el país.

En un comunicado de la Presidencia afgana, Ghani ha trasladado sus condolencias a las familias afectadas por el atentado y ha ordenado a las autoridades competentes "movilizar los recursos disponibles y ayudar a las familias de los fallecidos y heridos".

Así, ha llamado a los talibán a acabar con las acciones de combate, dejar de asesinar a civiles y "establecer negociaciones directas con las autoridades del país".

Al menos tres personas, dos civiles y un efectivo del Ejército afgano, han muerto y más de cuarenta han resultado heridas este martes como resultado del atentado, que se ha producido en torno a las 9.00 horas cerca del recinto del Cuerpo de Comando del Ejército afgano en el distrito de Balj de la provincia del mismo nombre.

El Ministerio de Defensa ha informado de tres muertos, entre ellos un militar, y 35 civiles y seis soldados heridos. El atentado, ha precisado, ha sido perpetrado con un camión cargado de explosivos que ha provocado daños tanto en las instalaciones del Ejército como en los edificios residenciales aledaños.

Por su parte, fuentes de un hospital local han indicado a la cadena Tolo News que entre los heridos hay al menos tres niños y dos mujeres y dos de los lesionados se encuentran en estado crítico.

Los talibán, que ya han reivindicado la autoría del atentado, se encuentran en fase exploratoria para el inicio de conversaciones de paz con el Gobierno afgano. Ambas partes han liberado a cientos de prisioneros en su poder en el marco de un intercambio que busca allanar el camino al inicio de negociaciones, si bien no han suspendido en este tiempo, salvo en momentos puntuales, sus acciones ofensivas.

El atentado se produce coincidiendo con la visita a Pakistán de una delegación de negociadores talibán, encabezados por el jefe de su equipo negociador, el mulá Baradar. Está previsto que este martes se reúnan con el ministro de Exteriores del país, considerado clave por su apoyo en el pasado al grupo insurgente, algo que Islamabad siempre ha negado.