Publicado 02/03/2021 14:23CET

El presidente de Armenia rechaza nuevamente ratificar el cese del jefe del Ejército reclamado por el primer ministro

Archivo - El presidente de Armenia, Armen Sarkissian
Archivo - El presidente de Armenia, Armen Sarkissian - XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Sarkisián envía la petición al Supremo y hace un llamamiento al diálogo para superar la crisis

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Armenia, Armen Sarkisián, ha rechazado por segunda vez ratificar la orden para cesar al jefe del Ejército, Onik Gasparián, presentada por el primer ministro Nikol Pashinián, tras denunciar un "intento de golpe de Estado" por el llamamiento de la cúpula de las Fuerzas Armadas a favor de su dimisión.

La Presidencia ha resaltado que da una gran importancia a una solución de la crisis política y ha confirmado reuniones con Pashinián y Gasparián para abordar la situación, antes de agregar que "la situación es resultado de los desacuerdos existentes (...) entre figuras políticas y militares en la guerra y el periodo de posguerra".

Así, ha apuntado que "una resolución rápida y constitucional del asunto es de gran importancia para la seguridad y la estabilidad de Armenia y Artsaj --nombre oficial de la república autoproclamada de Nagorno Karabaj-- y es una necesidad absoluta para preservar el Estado y evitar una mayor división de la sociedad".

Por ello, ha manifestado que enviará ante el Tribunal Constitucional la petición de cese de Gasparián para "que determine la constitucionalidad" de la misma, ha añadido que "dará pasos para estabilizar la situación" y ha apoyado unas "negociaciones" para "solucionar los problemas".

Pashinián se mostró el lunes favorable a unas elecciones anticipadas, en caso de que sean aprobadas por el Parlamento y puntualizó que la oposición no ha logrado que la población pida su dimisión en las calles, según ha recogido la agencia armenia de noticias Armenpress.

"Fracasaron a la hora de lograrlo y les doy otra oportunidad. Les desafío a que celebremos otras elecciones y veremos la dimisión de quién pide la gente", dijo, al tiempo que propuso una reforma constitucional para solucionar la crisis tras el descontento social generado por la paz firmada con Azerbaiyán en Nagorno Karabaj.

La crisis dio un giro el 25 de febrero, cuando el Ejército resaltó que "el primer ministro y el Gobierno no son ya capaces de adoptar decisiones razonables", en una crítica al cese del 'número dos' de las Fuerzas Armadas, Tiran Jachatrián.

En respuesta, Pashinián tildó de "intolerable" el papel del Ejército en política y criticó que la cúpula militar no quiera responder a "preguntas" de las autoridades civiles sobre el conflicto con Azerbaiyán en torno a la región de Nagorno Karabaj.

La oposición ha exigido la renuncia de Pashinián desde que el primer ministro acordó con los presidentes de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y de Rusia, Vladimir Putin, el cese a partir del 10 de noviembre de los combates en Nagorno Karabaj. El acuerdo supone para Armenia la pérdida de parte del territorio que controlaba en esta región bajo soberanía azerí pero autoproclamada como independiente.