Actualizado 15/06/2015 19:56 CET

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil ve más divergencias con el PT

Deputy Eduardo Cunha
Foto: UESLEI MARCELINO / REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 15 Jun. (Notimérica) -

   El presidente de la Cámara de los Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, ha dicho que su partido, el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), hoy en día tiene "divergencias mayores que las convergencias" con el Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma Rousseff, del que es su principal aliado.

   Antes, durante el fin de semana Cunha ya avisó de que la actual alianza entre los partidos no debe repetirse  porque es un modelo "sobrepasado y "desgastado", con lo que el PMDB podría presentar a un candidato a la presidencia en 2018, en lugar de ejercer como partido bisagra como hasta ahora.

   Además, haciendo gala de su habitual sorna Cunha agradeció los abucheos que le propinaron los políticos petistas en el Congreso del partido que celebraron en Salvador de Bahía: "Quiero agradecer las manifestaciones de hostilidad. Significa que estoy en buen camino", dijo en Twitter.

   Desde el Gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el PMDB es el principal partido de la colación que apoya al PT, pero la relación con el partido se ha complicado en el segundo mandato de Rousseff, que gobierna en minoría y ve como el PMDB intenta marcar perfil propio obstaculizando su trabajo.

   Tanto Cunha como el otro principal líder del PMDB, el presidente del Senado Renan Calheiros, hacen habitualmente críticas en público al trabajo del Gobierno, ponen trabas a la aplicación de su programa y colocan en la agenda temas incómodos, como la reducción de la mayoría de edad penal.