El presidente de Colombia anuncia el despliegue de otros 2.500 agentes en Cauca tras una matanza de indígenas

Publicado 30/10/2019 23:14:58CET
El presidente de Colombia, Iván Duque
El presidente de Colombia, Iván Duque - REUTERS / HANDOUT . - Archivo

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado este miércoles el despliegue de otros 2.500 miembros de las fuerzas de seguridad en el departamento de Cauca tras el ataque perpetrado el martes en el municipio de Toribio, que se saldó con cinco indígenas muertos y otros seis heridos.

"La Fuerza de Despliegue Rápido (Fudra) número 4 va a traer 2.500 efectivos más de la Fuerza Pública, para cumplir los tres propósitos: control territorial, cerrar las rutas del narcotráfico empleadas por estas organizaciones y desmantelar esas organizaciones", ha dicho.

Así, ha detallado que esta Fudra operará "de la mano de la estructura 'Atalanta', en la cual también participan todas las fuerzas y donde hay un gran insumo de Inteligencia y de capacidad ofensiva de la Policía Nacional", según un comunicado publicado por la Presidencia colombiana.

Duque, que ha tildado de "execrable" la matanza de indígenas, entre ellos la gobernadora del resguardo de Tacueyó, Cristina Bautista, ha apuntado que el ataque fue "un hecho de violencia sanguinaria contra miembros de las comunidades indígenas".

"Claramente, los asesinos y los responsables de este crimen son estructuras del narcotráfico, disidentes, residuales, que lo que han querido es mantener el negocio del narcotráfico y buscar con las armas acallar las expresiones de las comunidades y amedrentar a las comunidades indígenas", ha sostenido.

En concreto, ha citado a las estructuras criminales 'Jaime Martínez' y 'Dagoberto Ramos' --dos columnas disidentes de la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)--, como responsables de narcotráfico y actos violentos contra líderes sociales en Cauca.

Duque ha advertido además de que estos grupos tratan de "capturar el poder territorial" y ha afirmado que el Estado está unido "para hacerles frente y decirles que no lo van a lograr".

Por su parte, el gobernador de Cauca, Óscar Rodrigo Campo, ha destacado el apoyo de Duque a la población del departamento y ha descrito el ataque como un "acto demencial" y de "desesperación".

"El presidente nos apoya con esta Fuerza de Despliegue Rápido número 4 para poder enfrentar, de una forma definitiva, a estas dos disidencias, como lo son la 'Jaime Martínez' y 'Dagoberto' Ramos. Gracias, presidente", ha zanjado.

ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

Horas antes, el fiscal general de Colombia, Fabio Espitia, había revelado que las primeras investigaciones indican que un grupo de disidentes de las FARC fue el culpable del ataque en Toribio.

"La Fiscalía cuenta con una información de la muy probable participación de alias 'El Indio', 'La Chinga', 'Arley', 'Colada', 'Canoso' y 'Camilo'", ha dicho el jefe del Ministerio Público, identificando a los disidentes de las FARC que habrían cometido el ataque, según informa Blu Radio. Además, ha precisado que estaban bajo las órdenes de 'Mayimbú'.

De acuerdo con el relato de Espitia, los seis atacantes llegaron en tres camionetas de alta gama con órdenes de disparar contra la guardia indígena que se encarga de proteger el corregimiento de Tacueyó, precisamente, de la acción de grupos armados.

Colombia sufre una ola de violencia desde la firma en 2106 del acuerdo de paz con las FARC debido, principalmente, a la pugna entre grupos rivales por apoderarse de los negocios de la antigua guerrilla, tales como el narcotráfico, la extorsión o la minería ilegal.

El lunes por la noche, en el mismo Toribio, fue asesinado el líder indígena Hugo Rivera Yatacué. Su cadáver fue encontrado horas después arrodillado en plena calle. El martes, el ex guerrillero de las FARC Wilson Parra fue asesinado en Caquetá y se denunció la muerte del dirigente campesino Flower Jair Trompeta a manos del Ejército en Cauca.

Para leer más