Publicado 12/10/2021 14:32CET

Presidente del Consejo Soberano de Transición aboga por disolver el Gobierno de Sudán para "expandir" la participación

Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan
Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Soberano de Transición de Sudán, Abdulfatá al Burhan, ha abogado por lograr un consenso nacional y "expandir" la base de participación política, lo que pasaría por "disolver el Gobierno", en medio de las tensiones entre civiles y militares tras la intentona golpista de septiembre.

"Las Fuerzas Armadas reclaman un retorno a la plataforma fundacional para reunir a las fuerzas políticas nacionales, excepto el Partido Nacional del Congreso --la formación del expresidente Omar Hasán al Bashir--, para que puedan participar en la creación del futuro", ha dicho.

"Los intentos civiles para continuar la coalición en su forma anterior son rechazados. No hay una solución a la situación actual sin disolver el Gobierno", ha manifestado Al Burhan, según ha recogido el portal sudanés de noticias Sudan Tribune.

El Gobierno que encabeza Abdalá Hamdok como primer ministro hace frente a tensiones con una influyente tribu en el este del país que ha bloqueado puertos y carreteras durante las últimas semanas, así como a varios desencuentros con los militares y a peticiones desde un sector de la coalición Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FFC) para tener mayor representación en el Ejecutivo.

En este sentido, el Grupo de Consenso Nacional de la FFC, de reciente creación y que aglutina a varios de los grupos rebeldes firmantes del histórico acuerdo de paz de octubre de 2020, ha pedido un nuevo Gobierno y ha mostrado su apoyo a los militares y a las demandas de los manifestantes en el este del país.

Este grupo ha convocado una protesta el 16 de octubre en la capital, Jartum, para reclamar una remodelación gubernamental. "Este Gobierno fallido debe irse sin pesar para formar un Gobierno tecnocrático que solucione la crisis en el este de Sudán, ha dicho el líder del Partido Democrático Unionista-Frente Revolucionario, Tom Hayo.

El Ejecutivo fue anunciado en febrero de 2021 para incluir a representantes de los grupos rebeldes firmantes del acuerdo de paz. En el mismo, los grupos de la FFC nombraron a sus representantes, en lugar de tecnócratas, como pasó en el primer Gobierno liderado por Hamdok tras el acuerdo entre civiles y militares tras el golpe de Estado que derrocó en abril de 2019 a Al Bashir.

Por su parte, Moataz Salé, representante de los grupos de sociedad civil en el consejo central de la FFC, ha destacado que Al Burhan "no tiene derecho a hablar sobre disolver el Gobierno, que sólo puede ser disuelto y formado por la FFC --uno de los principales elementos detrás de las protestas de 2019 contra Al Bashir--".

Salé ha resaltado que "el Ejército debe unir sus manos con la FFC" para solucionar la crisis en el este del país y ha recordado que la misma emana del acuerdo de paz que el Ejército negoció con los grupos armados que acabaron por sumarse al documento.

Los elementos civiles y militares de las autoridades de transición de Sudán han intercambiado críticas y acusaciones durante las últimas semanas en relación con el intento de golpe de Estado, achacado por las autoridades a soldados vinculados con Al Bashir.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar instaurada tras el golpe de Estado que derrocó en abril de 2019 a Al Bashir, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras, con el objetivo de poner en marcha una serie de reformas y preparar las próximas elecciones.

Este Gobierno ha iniciado una batería de reformas sociales y económicas --algunas de las cuales han provocado el malestar entre la población, como la retirada de subsidios-- y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.

Contador