Publicado 01/06/2020 22:47CET

G-7.- El presidente de Corea del Sur acepta la invitación de Trump para participar como invitado en la cumbre del G-7

G-7.- El presidente de Corea del Sur acepta la invitación de Trump para particip
G-7.- El presidente de Corea del Sur acepta la invitación de Trump para particip - -/YNA/dpa

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha aceptado este lunes la invitación de su homólogo estadounidense, Donald Trump, para participar como invitado en la próxima cumbre que celebrará el G-7, aplazada a causa de la pandemia de coronavirus.

La Presidencia surcoreana ha indicado que Moon y Trump han mantenido una conversación telefónica en la que el mandatario estadounidense ha expresado su deseo de expandir el foro hasta contar con once o doce participantes, tal y como ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

El portavoz de la Casa Azul, Kang Min Seok, ha resaltado que Moon ha mostrado su voluntad de "aceptar" la invitación. "Corea del Sur jugará el papel que pueda en torno a la cuarentena y la economía", ha agregado el presidente surcoreano.

El presidente estadounidense había indicado previamente que tenía planeado invitar a Australia, Corea del Sur, India y Rusia para que participaran en la cumbre, que tendría lugar coincidiendo aproximadamente con la próxima Asamblea General de Naciones Unidas, en septiembre de este año.

Trump ha trasladado este mismo lunes a su homólogo ruso, Vladimir Putin, su deseo de que participe en la cumbre, en una conversación en la que han abordado otros temas de interés bilateral, como la pandemia de coronavirus.

La cumbre estaba prevista para marzo en Estados Unidos pero Trump propuso celebrarla de forma virtual en junio, aunque posteriormente apostó por la versión presencial ofreciendo para ello Camp David.

Durante el fin de semana ha vuelto a posponer la cita anual y ha abogado por la vuelta de Rusia, que fue expulsada del G-7 en 2014 por la anexión de Crimea, y por invitar a los otros tres países. "No creo que el G-7 represente adecuadamente lo que está pasando en el mundo. Es un grupo de países muy obsoleto", esgrimió.