Publicado 28/09/2021 19:00CET

El presidente de la Corte Suprema de El Salvador ofrece ahora al juez de El Mozote continuar en el caso

Archivo - Un hombre con una bandera de El Salvador.
Archivo - Un hombre con una bandera de El Salvador. - CAMILO FREEDMAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Guzmán declina reunirse con López y advierte de que sólo regresará a su oficina si se deroga la norma

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador, Óscar López Jerez, ha ofrecido ahora al juez Jorge Guzmán continuar trabajando en el caso de El Mozote, después de asegurar que ya había nombrado a un sustituto y que le había pedido "agilizar el caso".

Guzmán se encuentra entre los jueces salvadoreños cesados por ser mayores de 60 años, destitución que se produce en virtud de una batería de reformas judiciales aprobadas por la Asamblea Legislativa. Los jueces sustitutos han tomado posesión de sus cargos durante el fin de semana y a pesar de la suspensión de la aplicación de las reformas emitida como medida cautelar por un tribunal salvadoreño.

López ha confirmado al diario 'La Prensa Gráfica' que se ha puesto en contacto con Guzmán, aunque el domingo indicó que ya había nombrado a un nuevo titular para el Juzgado de Instrucción de San Francisco Gotera, a cargo de Guzmán.

Sin embargo, el nuevo juez, Mario Díaz Soto, de un juzgado de Paz de Morazán, no ha asumido su cargo porque el presidente de la CSJ espera alcanzar un acuerdo con Guzmán.

"Yo le pedí que solicitara ser incluido en el régimen de disponibilidad en forma excepcional y por ser él le iba a conceder diez años", ha manifestado López. "Ya si él no quiere no podemos obligarlo", ha agregado.

La Corte Plena ha citado al magistrado este martes para que reconsidere quedarse, pero Guzmán ha declinado encontrarse con López. En este sentido, ha defendido que su decisión "no se trata de un capricho", sino de que "se vuelva al respeto de la Constitución y la ley".

"Mantengo mi posición, que solo regresaré si se expulsa del ordenamiento jurídico el inconstitucional decreto 144 --el que dispone el cese de los jueces--", ha comentado a 'La Prensa Gráfica'.

Guzmán denunció el lunes la destitución de jueces en El Salvador por la reforma judicial y señaló que la toma de posesión de jueces y magistrados sustitutos fue "inconstitucional".

"Con esa bomba que se ha lanzado al órgano judicial se ha cometido una masacre", consideró, y agregó que "se ha señalado de corruptos a jueces honestos" que han tenido que "salir por la puerta de atrás, agachados y desconcertados" ante lo ocurrido.

El Ejército de El Salvador ha llegado a bloquear a Guzmán el acceso a archivos relacionados con la matanza a pesar de un pronunciamiento de la Corte Suprema, que concluyó que la inspección de los archivos es legal y no perjudica a las Fuerzas Armadas salvadoreñas.

Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas concluye que entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, soldados presuntamente pertenecientes al Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron a más de mil pobladores del caserío El Mozote y otros lugares cercanos, en el departamento de Morazán, a 180 kilómetros al noreste de la capital del país, San Salvador, en busca de guerrilleros.

Contador