Actualizado 07/09/2015 11:59 CET

El presidente de Guatemala pide recuperar la fe en asuntos políticos

CIUDAD DE GUATEMALA, 6 Sep. (Notimex/Notimérica) -

   El actual presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado Aguirre, ha depositado este domingo su voto en las elecciones generales celebradas en el país, donde ha llamado a los guatemaltecos a "tener fe" en los asuntos políticos.

   Maldonado, que fue nombrado por el Congreso como Presidente de Guatemala tras la renuncia el pasado jueves de Otto Pérez Molina, llegó puntual --a las 08.00 horas (hora local)-- para depositar su sufragio en el Centro de Votación instalado en el Instituto Rafael Aqueche, una escuela pública ubicada en la céntrica zona uno de la capital.

   Rodeado de cientos de guatemaltecos y de sus guardaespaldas, el Presidente fue recibido por las autoridades de la mesa de votaciones, donde se constató su registro en el padrón electoral. El mandatario recibió una papeleta de color blanco (presidente y vicepresidente), una azul (diputados por distrito electoral), una verde (diputados por lista nacional), una amarilla (diputados al Parlamento Centroamericano) y una rosa (alcaldes y corporaciones municipales).

   Tras depositar su voto, Maldonado declaró que el sufragio es un derecho que deben ejercer todos los guatemaltecos. "Hay que tener fe", aseguró consultado por la crisis política que se desató el pasado mes de abril cuando se anunció la desarticulación de un grupo criminal encabezado por autoridades de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

   Maldonado Aguirre, quien tiene pendiente la designación del vicepresidente, que ratificará el Congreso, deberá concluir el mandato de Pérez Molina el próximo 14 de enero de 2016.

   El mandatario designado exhortó a fortalecer la democracia con estas elecciones generales, advirtió a las futuras autoridades que surjan del voto "que escuchen a la ciudadanía" y "cumplan sus promesas" de campaña.

   Después de cumplir con el deber cívico del voto, el mandatario acompañó a su esposa, la nueva primera dama, Ana Violeta Fagianni Enríquez, a depositar su sufragio en una mesa receptora de un sector cercano.